La malagueña Unicaja Banco es la segunda entidad financiera más solvente de España, con un capital de máxima calidad del 13,5%, según la información publicada este viernes por la Autoridad Bancaria Europea. Por entidades, Kutxabank es el banco de España con mayor solvencia, con un capital de máxima calidad del 16,9%, seguido del mencionado caso de Unicaja Banco, y del Banco Cooperativo, con un 13,2%.

A continuación figuran Ibercaja Banco (12,8%), BBVA (12,6%), Abanca (12,5%) y CaixaBank y Sabadell (un 12,4% ambos). Por debajo quedan el Santander, con un 12,3%, y Bankinter, con un 11,7%.

Por otro lado, la banca española se coloca a la cabeza en rentabilidad entre los grandes países europeos, junto con la de Italia y Suecia, con tasas cercanas al 10%, por encima de la media del 7,8% y más aún de Francia o Alemania.

En el conjunto de la Unión Europea, la banca con mayores niveles de rentabilidad fue la de Grecia, Rumanía y Eslovenia, con retornos cercanos al 20%, mientras que en el lado opuesto, con peor rentabilidad figuran Hungría e Irlanda, con retornos aproximados del 5%, y los bancos de Malta, los únicos en negativo.

Pero es "entre los países con los mayores sectores bancarios" donde destaca España, Italia y Suecia con rentabilidades de alrededor del 10% a cierre de junio de 2022, muy por encima del retorno medio del 6,2 % en Francia o el 5,4 % de Alemania.

Con una ratio de capital de máxima calidad del 12,3% en su conjunto a mitad de 2022, la banca española seguía estando a la cola europea en niveles de solvencia. Incluso Grecia, ahora con una ratio del 12,4 %, se coloca ya por encima de España. En ambos casos, la solvencia de sus sectores bancarios están lejos de la media europea del 15 %, que retrocedió frente al 15,5 % de junio de 2021.

Por encima de España y Grecia, pero sin llegar tampoco a la media europea, quedan Portugal, con una ratio del 13,3 %; Austria, con el 13,9 %; Italia, con el 14,3 %; Polonia, con el 14,5 %; Letonia, con el 14,8 % y Eslovenia, con el 14,9 %.

Morosidad

La morosidad media de las diez entidades españolas analizadas por la Autoridad Bancaria Europea se situaba en el 2,8 % a cierre de junio de 2022, un punto porcentual superior a la media europea, y empatada con el dato de Letonia.

Esta ratio de morosidad de la banca española también se encuentra entre las peores del Viejo Continente, aunque es inferior a la de Rumanía (2,9 %), Portugal y Chipre (3,6 % ambos), Hungría y Polonia (4,3 % en los dos casos) o Grecia, con un 5,2 %.

Por entidades, Kutxabank vuelve a destacar como el banco español con la tasa de morosidad más baja, del 1,6 %, seguido de cerca por Abanca, con un 1,7 %. A continuación figuran Bankinter (1,9 %) e Ibercaja Banco (2 %).

Con una morosidad por encima del 2,5 % aparece Unicaja Banco (2,7 %), el Banco Santander y CaixaBank, ambos con el 2,8 %; BBVA, con el 3,2 % y el Banco Cooperativo, con un 3,5 %.