Llovió al fin de manera generalizada en toda la provincia y con registros medios de más de 40 litros por metro cuadrado. No ocurría desde principios de la pasada primavera. Desde entonces no se había podido invertir la tendencia en cuanto a la bajada progresiva del nivel de los embalses (que están justo como hace siete días). La buena nueva beneficia además al pantano de La Viñuela, el más necesitado de la provincia, porque este viernes había recogido hasta las seis de la tarde cerca de 45 litros.

Hubo fuerte aparato eléctrico. Un rayo desató la alarma al caer en un edificio de la calle Sancho Miranda, en Ciudad Jardín. Generó un pequeño fuego sin incidencia en parte de la tela asfáltica. Y, en medio de todos estos condicionantes meteorológicos, la patronal hotelera en Andalucía puso el acento en que sus previsiones para estos días festivos podrán caer hasta 15 puntos en el cómputo de toda la comunidad.

En términos absolutos, las mayores precipitaciones se registraron en el Valle del Genal. Hasta esas seis de la tarde se llevaban acumuladas 107 litros por metro cuadrado, de los que 60 se concentraron en 12 horas. Así se confirmaba en localidades como Jubrique o Pujerra el registro impuesto por la alerta amarilla anunciada por la Agencia Estatal de Meteorología.

En las cabeceras del embalse de La Viñuela, el más necesitado de la provincia (actualmente por debajo del 10% de su capacidad), también se producían noticias muy positivas. En Alfarnatejo se registraban casi 80 litros hasta el cierre de esta edición, mientras que Colmenar rozaba los 67.

El litoral registraba valores muy desiguales. Destacaban en la Red Hidrosur, dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, los 76,5 litros de La Araña, en el término municipal de Málaga capital. Prácticamente todos se recogieron en un plazo de 24 horas.

También se alcanzaron los 57 litros por metro cuadrado en el entorno de Archidona, donde este verano se requirió de la búsqueda de nuevos acuíferos. Prácticamente fue la misma cantidad de agua que se acumuló tanto en la Sierra de Mijas como en el término axárquico de Comares.

Rozaron los 50 litros otros enclaves del interior y del litoral tan distantes como Ojén, Cañete la Real, Torre del Mar o el embalse del Limonero, en el término municipal de la capital. En el embalse de La Viñuela se recogieron 44,5 litros por metro cuadrado, poco más de los acumulados en Alcaucín o en el paseo de la Farola, en Málaga. En Coín fueron 37,6 litros los registrados hasta las seis de la tarde. Y tanto Torrox como Casarabonela se contabilizaron 30.

La Diputación informaba de que el frente tormentoso forzaba un total de 13 actuaciones en las carreteras, sobre todo en la comarca de la Axarquía y Serranía de Ronda. Desprendimientos de piedras y tierra en la calzada, así como encharcamiento por balsas de agua, eran los episodios más repetidos, según el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Javier Quero.

No hubo cortes, pero sí actuaciones puntuales en la Axarquía, en carreteras como la MA-3203 (Cajiz), MA-3115 (Iznate), MA-3110 (Olías), MA-3111 (Comares), MA-4106 (Canillas de Aceituno), MA-5105 (Frigiliana), MA-4105 (Sedella), MA-4107 (Salares) o en la MA- 3200 (Rincón).

En la Serranía de Ronda, en la MA-8301 (Jubrique) y MA-8302 (Genalguacil). Y, dentro del Valle del Guadalhorce, en puntos de la MA-5403( Ardales) y también de la MA-6401 (Cañete la Real).