La presidencia del Parlamento Europeo ha admitido a trámite una pregunta parlamentaria del partido Verdes Equo bajo el epígrafe “violación de la normativa ambiental por un proyecto de expansión urbanística en Málaga”. La iniciativa se basa en la incompatibilidad del proyecto urbanístico Rojas-Santa Tecla con la normativa europea de conservación de la biodiversidad, la fauna amenazada y los hábitats naturales de alto valor ecológico.

La iniciativa, tramitada el 7 de diciembre desde el Parlamento Europeo por la diputada del grupo parlamentario verde, Marie Toussaint, ha sido publicada el día 15 en la web del Parlamento Europeo, una vez aceptada a trámite.

El texto especifica que el proyecto Rojas-Santa Tecla “provocará un impacto negativo, alteración y deterioro significativos en unos 380.000 m² de suelo forestal donde la propia Junta de Andalucía sitúa hábitats de interés comunitario (5330_2, 5330_6 y 6220, este último prioritario), área de distribución de una especie de interés comunitario que requiere protección estricta, Chamaeleo chamaeleon.”

Con base en ello, Bruselas debe contestar por escrito en el plazo de seis semanas a la pregunta: “¿Qué medidas adoptará la Comisión para hacer cumplir la normativa europea, incluida incoación de procedimiento de infracción contra el Estado por esta autorización administrativa ilegal?”

Para la representante en Málaga del partido verde europeo European Greens, Rosa Galindo, “la rápida aceptación de nuestra pregunta parlamentaria confirma un primer éxito: que el ejecutivo de la Unión Europea va a tomar cartas en este asunto, es decir, que va a investigar a fondo el irresponsable visto bueno de las administraciones malagueñas a semejante aberración urbanística”.

La también candidata de Verdes Equo Málaga a las próximas elecciones municipales en la coalición local Por Andalucía afirmó que “no vamos a permitir que Ayuntamiento y Junta permitan la destrucción de la vida y los recursos hídricos de la Sierra de Churriana.

En palabras de Ángel Rodríguez, también coportavoz de Verdes Equo, “la Comisión debe analizar ahora el incumplimiento de tres directivas europeas, especialmente la Directiva 92/43, que obliga a todas las administraciones españolas a proteger y conservar unos Hábitats de Interés Comunitario que prestan importantísimos servicios ecosistémicos a toda la población de esta castigada Sierra”