Unos 50.000 sanitarios andaluces no van a ver recompensado económicamente el trabajo y las horas extraordinarias que realizaron durante noviembre. Al menos no este mes, puesto que el Servicio Andaluz de Salud informó a sus trabajadores de un retraso en parte de las pagas complementarias de diciembre. Así, el pago de estas cantidades, 182 euros de media, se demorará hasta enero. Los sindicatos de la provincia no han tardado en hacerse eco de esta inusual situación, que tachan de "vergonzosa e indignante".

Una reclasificación presupuestaria, este ha sido el motivo que esgrime la Junta de Andalucía para justificar el retraso en parte de la nómina de Navidad de estos sanitarios. "Se abonará en enero para ajustarse a la reclasificación presupuestaria necesaria y poder cumplir con los plazos de dicha reclasificación", trasladó el SAS en un comunicado a sus trabajadores.

Esta situación afecta a más del 35% de la plantilla del Servicio Andaluz de Salud. Miles de sanitarios andaluces pasarán estas navidades sin parte del sueldo que les corresponde, lo que ha enfurecido aún más a los sindicatos malagueños. "Es una vergüenza que se le tenga que quitar dinero al trabajador. Así de claro".

Claro y contundente, así se muestra el presidente del Sindicato Médico de Málaga (SMM), Antonio Martín. Esta demora, explica, se produce sobre el trabajo extraordinario de los sanitarios, médicos en su mayoría, durante el mes de noviembre. "La Administración se ha quedado sin recursos, no ha conseguido el crédito para financiar esa parte del trabajo extraordinario que han hecho los trabajadores para sacar adelante y cubrir las necesidades que hay", critica.

Estos trabajadores, defiende, "trabajan por encima de su jornada, por las tardes, con peonadas para quitar listas de espera y todo eso no se ve recompensado". El presidente del SMM asegura estar muy indignado ante una situación que confiesa no comprender, al tiempo que denuncia que "siempre se cargue contra los sanitarios y, especialmente, contra los médicos".

El retraso de estos pagos se produce, además, en unas fechas más que señaladas. "Las economías familiares están adaptadas a los ingresos que tienen de forma continuada. Si encima cuando te tienen que abonar las guardias obligatorias, te las retrasan... Porque no se lo van a robar, han dicho que lo pagarán pero con retraso, en unas fechas en las que todo el mundo va siempre un poco justo con los gastos extraordinarios que hay", indica Martín.

Inexplicable

Por su parte, desde UGT, aseguran que esta situación es "inadmisible e inexplicable". Carmen Gaona, la secretaria secretaría de salud, dependencia y servicios sociosanitarios de UGT en Málaga, advierte de que "lo que está haciendo la Administración con estos trabajadores no tiene nombre".

Gaona critica duramente que este ajuste presupuestario se lleve a cabo a costa de los trabajadores: "Se supone que les van a quitar una parte de lo que es la complementaria, lo que ellos cobran por hacer noches y festivos. Que descuenten el dinero de otros gastos que seguro que son menos innecesarios y no a los trabajadores, que bastante fastidiados están".

Recorte en el complemento al rendimiento

La demora de este pago se suma al hartazgo generalizado que viven los profesionales de la salud. Ya en el mes de noviembre, el SAS anunció un recorte en el Complemento de Rendimiento Profesional (CRP), un suplemento que premia la consecución de objetivos anuales de la unidad y los individuales del profesional. Este complemento aumenta con el nivel de cualificación y de responsabilidad del trabajador.

Esta disminución en el CRP quitó hasta 2.000 euros en el CRP de algunos médicos, denunció en su día UGT. "Aprovecharon para quitarle el dinero y ahora vuelven a quitarle otra vez el dinero a estos trabajadores, en la fecha de Navidad, que todo el mundo está esperando, porque es suyo, porque lo han trabajado", defiende Carmen Gaona.

Por todo ello, los sindicatos confiesan que los sanitarios están "ya cansados de la actuación de esta Administración con sus trabajadores. Es condenable".