Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Entrevista Carlos Bautista Delegado de Sanidad de la Junta de Andalucía en Málaga

«Haremos todo lo que esté en nuestra mano y un poquito más por los sanitarios, porque es justo»

El delegado de Salud en Málaga reconoce los retos que la sanidad pública malagueña aún tiene por delante, al tiempo que repasa todo lo que se ha avanzado en los últimos cuatro años, «además de luchar contra la pandemia»

Carlos Bautista Ojeda, delegado de Salud y Consumo en Málaga. | ÁLEX ZEA

Carlos Bautista, delegado de Salud en Málaga desde el año 2019, repasa con este periódico la situación sanitaria de la provincia durante el último año, se pronuncia sobre las últimas concentraciones de los sanitarios y adelanta algunos de los objetivos y los proyectos que tiene para el próximo 2023.

¿Cuál es la situación actual de la sanidad pública malagueña después de casi tres años de pandemia?

La situación es muy buena, y no es un chiste. La inmensa mayoría de la población está sana, es una minoría la que utiliza los servicios sanitarios. Hemos acorralado la pandemia, tenemos alertas de vez en cuando como la de listeriosis, el virus del Nilo o algún caso complejo de meningoencefalitis pero todo se ha solucionado. Estamos adelantándonos con unos planes brutales de cribado de cáncer de colon y de mama, evitando que sean diagnosticados en una situación irreversible; tenemos las aguas potables y los mercados de abastos controlados; las aguas de baño están controladas y vigiladas... Es decir, el sistema funciona muy bien. Y ha seguido funcionando muy bien en algunos de los momentos más duros como fueron la quinta o sexta ola de Covid-19. Indudablemente, tenemos que mejorar muchas cosas y no se me olvida. Tenemos muchas carencias, nuestros objetivos están muy por encima de lo que tenemos, y es verdad. Trabajamos para conseguir la excelencia y esa excelencia es muy difícil de conseguir porque han sido muchos años de inversión, de trabajo y de circunstancias sobrevenidas. Tenemos que mejorar muchas cosas, muchísimas, pero en eso estamos.

El balance del año, por tanto, ¿es positivo?

La valoración es muy positiva porque hemos conseguido atajar la pandemia. Hay que valorar el esfuerzo de todos los profesionales que han estado en primera línea y de todo el entramado social que ha estado protegiendo a la población. Ahora estamos saliendo de esta crisis sanitaria y tenemos que enfrentarnos a muchos retos, como son las demoras o las listas de espera. Queremos ser más eficaces y más eficientes, queremos humanizar la sanidad. Tenemos muchos frentes abiertos pero, fundamentalmente, esta es la legislatura de la humanización, de la eficacia y de la accesibilidad. Tenemos que facilitar que cualquier malagueño que necesite una asistencia sanitaria la tenga en tiempo y en forma.

Bautista es médico de familia y fue impulsor de la Plataforma ¡Basta Ya! | ÁLEX ZEA

Precisamente, las demoras, tiempos de espera o las condiciones laborales son algunas de las reivindicaciones que han protagonizado las últimas protestas de los sanitarios de Atención Primaria estos días, ¿qué opina al respecto?

Es cierto. Cuando yo llegué a esta Delegación, Málaga era la última en recursos de Andalucía y de España, era algo doloroso. La sanidad se mide por datos, número de médicos, de enfermeros, número de camas... Teníamos unos ratios bajísimos, con profesionales en una edad media muy alta, nos encontrábamos con consultas de 100 pacientes diarios y nos ponían citas de urgencias de minuto en minuto. Eso ha desaparecido. No hay contratos por horas, no hay contratos por días; las guardias se pagan muchísimo mejor; se están pagando los cupos, que antes no se pagaban; se está pagando la carrera profesional... Indudablemente, como éramos los últimos, nos queda mucho camino por recorrer. Yo llevo cuatro años aquí y en cuatro años más no se ha podido hacer, se ha hecho un trabajo muy bueno. Las reclamaciones de los profesionales son justas, tienen sobre la mesa opciones de crecimiento y el anterior consejero, Jesús Aguirre, se comprometió y cumplió lo que podíamos hacer, y la consejera Catalina García se ha comprometido y en esta legislatura haremos todo lo que esté en nuestra mano, y un poquito más, por los profesionales porque es justo, no es que se lo merezcan, es que es justo que actualicemos sus nóminas a nivel nacional. Por ejemplo, en enfermería ya se ha hecho, los enfermeros y enfermeras en Málaga y en Andalucía eran los terceros por la cola a nivel retributivo y ahora están dentro de los tres mejores. En enfermería ya se ha mejorado mucho, ahora nos toca la profesión médica.

Huelga en la Atención Primaria

El Sindicato Médico Andaluz advierte de una posible huelga en enero si no hay acuerdo para acometer las reformas que necesita la AP, ¿le preocupa?

Yo, como médico, he estado de huelga, incluso en algunos momentos he encabezado manifestaciones cuando monté ¡Basta Ya! Sí, me preocupa, porque cuando uno va a la huelga es porque está disconforme y no está a gusto, a nadie nos gusta ir a la huelga y menos a los profesionales que somos vocacionales porque dejas de ver a gente que te necesita ese día, pero indudablemente es su derecho. Yo no creo que sea malo, yo creo que dentro de un entorno amable de comunicación y de cooperación se trabaja muy bien. En la democracia, una herramienta fundamental para que los trabajadores puedan reclamar los derechos que creen que tienen son las huelgas y son las manifestaciones. Yo creo en eso, y creo que incluso a la Administración le viene bien un empuje, porque muchas veces si la población no se quejara no nos moveríamos, estaríamos muy a gusto. Después, aquí hay otras consideraciones. Estamos en elecciones sindicales, todo el mundo intenta hacerse ver. Pero yo creo que la relación que hay de la Consejería con los sindicatos es muy buena. Hace pocos meses, en mayo, en la mesa sectorial hubo un acuerdo unánime para firmar todas las mejoras laborales de todos los sindicatos, todo el mundo de acuerdo ¡Unánime! No había existido en muchísimos años en la administración andaluza. Bien, pues vamos a seguir por esa línea.

Encara un nuevo año al frente de la Delegación de Salud, ¿qué cambios destacaría desde que llegó?

Lo más importante es que se ha cambiado una dinámica total y clarísima de recortes en la sanidad. Yo he sido médico toda mi vida, he trabajado en Primaria y los recortes hasta 2018 fueron brutales. De Andalucía se fueron unos 7.000 médicos, de Málaga casi 1.000, y todo eso se ha invertido. Por ejemplo, en 2018, en el presupuesto para profesionales que hizo el último gobierno del PSOE, con Susana Díaz , en el capítulo uno, con 4.405 millones de euros era suficiente para cubrir nuevas contrataciones y nóminas de los profesionales. Con nosotros, el presupuesto de 2023 sube a 6.607 millones de euros, es decir, un 50,2% de aumento en cuatro años. A la Izquierda se le llena la boca diciendo que estos son recortes pero yo, que sé sumar, de 4.405 a 6.607 van un puñado de millones de euros más para gastarlo en profesionales. Y eso es una inercia, un camino que iniciamos en 2018 cuando el presupuesto en sanidad total en Andalucía era de 8.300 millones, y ahora tenemos 13.600, es que los números no tienen nada que ver, es mucho más. Qué pena que no podamos ir de visitas a ver las Urgencias del Carlos Haya; las UCI del Clínico; las obras de la ampliación del Costa del Sol; cómo se quedó el Hospital de Estepona o los quirófanos del Guadalhorce. O cómo son los quirófanos inteligentes, los que tenemos para neurología o los nuevos robots ‘Da Vinci’. Todas esas instalaciones están renovadas. Sí puedes ir, sin embargo, a ver cómo está el centro de salud de San Pedro de Alcántara, o el de Campillos y Mollina, que los ampliamos el doble. Podríamos estar hablando todo el día sobre las obras que hemos hecho en los centros de salud y también en nuestros hospitales, todas las Urgencias y UCI se han puesto nuevas y se han duplicado. Nada más entrar, también, quitamos la subasta de medicamentos; se quitó la dedicación exclusiva; desaparecieron los contratos por días y por horas, que era la tónica general; resolvimos la Oferta Pública de Empleo y sus traslados... A algunos se les olvida muchas de las cosas que se han hecho en estos cuatro años, además de luchar contra la pandemia. Y eso es una realidad, además es un camino de rumbo. Evidentemente, vuelvo a decir, con muchas dificultades y muchas necesidades, pero es un cambio totalmente de camino.

Proyectos para 2023

De cara al nuevo año, ¿qué objetivos se marcan?

El principal objetivo que tenemos es la humanización de la sanidad, trabajar en esos aspectos que son tan necesarios. Dentro de la humanización de la sanidad, hay una coletilla que son las agresiones. Los médicos y sanitarios estamos en un entorno algunas veces agresivo y queremos que se nos respete. Después, la accesibilidad. Queremos que todos los pacientes tengan en tiempo y en forma la consulta que demandan, evitar esas demoras que son reales en los centros de salud o en la cirugía. En cuanto a los proyectos, prometimos el nuevo hospital de Málaga, ahí está, es una realidad. Ya se han pagado 16 millones de euros para el proyecto, que nos lo entrega en muy poco tiempo el estudio Lamela, e inmediatamente sacaremos a licitación las obras. Mientras tanto estamos mejorando nuestros hospitales, tenemos obras en el Hospital de Ronda, en la Axarquía, en el Regional o en el Clínico. Incluso, estamos mejorando el Hospital de Estepona porque se hizo, pero ha habido cosas que no nos han gustado y queremos mejorarlas. Queremos mejorar infraestructuras y mejorar la accesibilidad de los pacientes a la Primaria, es fundamental potenciar la Atención Primaria. Vamos a mejorar la telemedicina y todos los sistemas informáticos que hagan que la población, con un golpe de móvil, pueda tener acceso a sus demandas. Y después vamos a intentar ser más eficaces con lo que tenemos, vamos a intentar que los quirófanos funcionen mañana y tarde, sé que es un objetivo muy difícil pero es importante que funcionen al 100%; renovación tecnológica para pruebas diagnósticas… Todos los frentes están abiertos porque, como he dicho antes, Málaga estaba la última de España en todos los ratios y tenemos que correr más que los demás porque los demás están corriendo y nosotros tenemos que correr un poco más para poder seguir avanzando y llegar a la media.

Compartir el artículo

stats