El Ayuntamiento de Málaga ha autorizado a seis empresas de alquiler de patinetes y bicicletas para que operen en la ciudad "de forma excepcional y transitoria" durante 2023 mientras se resuelve la concesión demanial con la que se pretende centralizar la gestión.

Son Lime, Bird, Link, Dott, Bolt y Tier -las mismas firmas que ya estaban desembarcadas en Málaga salvo Voi, que es sustituida por Lime- que operarán en la ciudad con 225 vehículos de movilidad personal (VMP) cada una. Con esta autorización extraordinaria, las empresas están autorizadas a circular y estacionar estos aparatos por la ciudad.

Asimismo, el Consistorio autoriza, también temporalmente, a la circulación y estacionamiento de 350 bicicletas eléctricas de la entidad Dolt y otras 350 de Bolt.

De esta manera, el Área de Movilidad salva "in extremis" el servicio de alquiler de vehículos de movilidad personal (VMP) ya que los permisos actuales con los que operan estas empresas en Málaga expiran el próximo sábado 31 de diciembre. Esta es la vía por la que ha optado el consistorio ante el retraso en la tramitación de la concesión demanial por la que el área que dirige José de Río pretende regir la gestión del servicio y que ha recibido un toque de atención por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El organismo regulador cuestionó la sustitución del sistema de licencias por el de una concesión unitaria para instalar estaciones de micromovilidad, un cambio por el que, en el caso de Málaga, se pasará de contar con hasta seis empresas operando en la ciudad a una sola. Para la CNMC esto supone un "límite al acceso a la actividad económica".

Condiciones

El Ayuntamiento de Málaga ha informado en un comunicado que entre las condiciones de la autorización temporal destaca que "se trata de un trámite especial y transitorio hasta que se resuelva el procedimiento de concesión demanial para la utilización privativa del suelo de dominio público" y que continúa "en trámite".

Esta autorización podrá ser revocada o modificada en cualquier momento, añade el consistorio, por razones de interés público sin que el titular tenga derecho a indemnización o compensación alguna.

"Se autorizan únicamente a los vehículos expresamente indicados en la resolución de autorización para cada empresa y estas son las responsables del mal estacionamiento, tanto si la realiza la propia empresa como si la realizan los usuarios", continúa el comunicado..

 Por último, se recuerda "la prohibición de circular por las aceras y zonas peatonales de este tipo de vehículos, tal y como establece la Ordenanza de Movilidad". En este sentido, las empresas están obligada a desactivar de forma telemática a los vehículos mediante un sistema de geolocalización cuando alguno de ellos pretenda entra en una zona restringida al tráfico rodado.