Un total de 187 inmigrantes han sido rescatados en la provincia de Málaga a lo largo de este año, cifra que supone un 19,04% menos que en 2021, cuando fueron 231 personas rescatadas en embarcaciones interceptadas en el mar.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, ha destacado el descenso producido en la inmigración ilegal en Málaga respecto al año anterior. Esos 187 migrantes fueron interceptados en 23 pateras y del total, 160 son hombres y diez, mujeres; siendo 17 menores de edad.

Salas ha indicado que se hicieron nuevas instalaciones en el puerto para acoger a las personas que llegaban o eran rescatadas en embarcaciones junto a otras donde Cruz Roja los atiende, "pero afortunadamente están infrautilizadas porque desde la oleada de migración ilegal en 2018 las cifras han bajado", ha dicho.

En una entrevista con Europa Press, ha destacado y agradecido el trabajo que realizan en el mar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sobre todo la Guardia Civil, y ha recordado que "somos frontera europea por lo que también actúan efectivos de Frontex, que realizan labores de vigilancia".

"Gracias a toda esta labor se pueden salvar vidas, porque la migración es un drama humano, personas que viene buscando un futuro mejor y arriesgan su vida, de lo que algunas mafias se aprovechan", ha lamentado el subdelegado, quien ha apostado por "hacer un trabajo no solo en Málaga o España" sino a nivel internacional.

En este sentido, ha indicado que "la UE tiene que hacer un trabajo importante en los países de origen para desarticular esa inmigración ilegal, que las personas no se jueguen la vida" y ha señalado que "aunque las cifras son mejores, sigue habiendo víctimas y mientras esto ocurra hay que seguir trabajando".