Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Puerto de Málaga

La nueva Casa de Botes se inaugurará en marzo

Los trabajos siguen centrados en finalizar la adecuación del interior y comenzar con la decoración - La inversión para rehabilitar el inmueble asciende a seis millones de euros

Continúan las obras en la Casa de Botes del Puerto de Málaga. Gregorio Marrero

Grupo Trocadero prevé inaugurar la nueva Casa de Botes el próximo mes de marzo. El mítico establecimiento, ubicado al comienzo del Dique, volverá a la vida después de que sus antiguos dueños tuvieran que marcharse al expirar el contrato con la Autoridad Portuaria de Málaga.

En 2020, Grupo Trocadero se convirtió en el nuevo propietario tras ganas el concurso para hacerse con el inmueble mediante una concesión por 25 años.

«Para el mes de marzo tiene que estar, hemos sufrido algo de retraso pero el año ha sido complicado para las obras por determinados motivos», explica el arquitecto del proyecto, Fernando Hernández-Gil, que señala que los trabajos de rehabilitación han sido «lentos y laboriosos».

«Al final es un trabajo muy artesanal, porque se tarda más en hacer una obra de rehabilitación que hacer un edificio nuevo, que llegas con máquinas y levantas mucho volumen en muy poco tiempo. Además por las condiciones del edificio tienes que ir reparando y no se podía simplemente demoler y hacer nuevo, había que ir reparando pieza por pieza», añade, al tiempo que subraya que el edificio se ha mantenido tal y como estaba, exceptuando elementos necesarios para adaptarlo a la normativa actual, por ejemplo, la construcción de una escalera para garantizar la seguridad en caso de incendio.

Gregorio Marrero

Hernández-Gil aclara que aunque eran conocedores del estado en el que se encontraba el edificio, lo cierto es que no podían saber la necesidad de restauración que requería hasta que, como él mismo relata, «empiezas a picar».

«Pensábamos que había partes que iba a estar algo mejor y la realidad es que no, y aquí frente al puerto, el deterioro es importante. Pero ya ha quedado todo consolidado y en perfectas condiciones», cuenta el arquitecto, que incide en que aunque 80 años de vida no es excesivo para una estructura de hormigón, sí que jugó en su contra el ser un edificio abierto y tan afectado por la influencia del mar.

En cualquier caso, los trabajos están centrados ahora en finalizar la adecuación del interior y comenzar con la decoración, que estará inspirada en la ciudad, adelanta Fernando Hernández-Gil.

A esto se le suman los trabajos de urbanización del entorno, incluyendo la pavimentación de las zonas deterioradas, el ajardinamiento y la plantación de palmeras siguiendo la línea ya definida por el Puerto de Málaga, así como la instalación de un punto limpio.

Las obras, en la Casa de Botes Gregorio Marrero

«Lo que estamos haciendo es rehabilitar el pabellón que está en la esquina, donde estaban los antiguos transformadores, estamos habilitando ahí el punto limpio», recalca Hernández-Gil. «Son cosas que no son propias del edificio de Casa de Botes para nuestro proyecto, sino que eran unas condiciones que había en el concurso cuando nos presentamos en su momento, que eran mejoras del entorno urbano».

Tras un año de obras, Grupo Trocadero definirá más adelante la fecha exacta de apertura y reconocen que rebosan de «ganas de enseñar todo el esfuerzo que se ha hecho» para poner a punto el nuevo restaurante, en el que se han invertido seis millones de euros.

Compartir el artículo

stats