No se han producido improbables sorpresas de última hora y el PP de Málaga ha oficializado este lunes el nombramiento como candidata a la reelección como alcaldesa de Marbella de Ángeles Muñoz, quien está en el ojo del huracán tras los escándalos por los que están siendo procesado su marido y su hijastro. Tal y como ya hicieron ver en la antesala de la Navidad Juanma Moreno y Elías Bendodo al insistir en que cuenta con el apoyo del partido , la regidora marbellí ha sido ratificada como 'alcaldable' al igual que el resto de alcaldes populares en la provincia malagueña, en el transcurso de una reunión del Comité Electoral Provincial.

De este modo, también aspirarán a mantener la vara de mando José María García Urbano en Estepona, tras su holgada mayoría absoluta de 2019 y pese a estar emparentado por la rumorología al relevo de Francisco de la Torre en Málaga; o el actual presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, en Rincón de la Victoria, dónde gobierna actualmente con Cs y Por Mi Pueblo como socios. 

Otros de los regidores ratificados son Margarita del Cid en Torremolinos, Manuel Barón en Antequera, María de la Paz Fernández en Ronda, Ana Mula en Fuengirola, José Alberto Armijo en Nerja y Francisco Santos en Coín. La nómina la completan   Joaquín Villanova y Toñi Ledesma como candidatos en Alhaurín de la Torre y Alhaurín el Grande, respectivamente.   

En las plazas malagueñas de más de 20.000 habitantes en las que no gobierna actualmente, apenas se producen novedades en cuanto al 'alcaldable' y se aprecian igualmente altas dosis de continuismo. Solo habrá un cambio en Vélez-Málaga, dónde se presenta Jesús Lupiáñez después de que quien lo hiciese en 2019 fuera el exalcalde Francisco Delgado Bonilla.

Entre quienes repiten para intentar poner fin a las alcaldías socialistas de sus municipios figuran Juan Antonio Lara (Benalmadena), quien para los anteriores comicios ya fue fichado procedente de la formación Vecinos por Benalmádena; Ángel Nozal (Mijas), que fue el más votado y a la postre expedientado por el PP porque se negó a cederle la alcaldía a Cs; y Pedro Pardo (Cártama), quien es hermano de la exportavoz parlamentaria de Cs rescatada por los populares como delegada de Justicia de la Junta, Teresa Pardo. 

La designación de los candidatos del PP en otras ciudades de la provincia se produce una semana después de que la formación de centro-derecha rompiese el hielo de forma simbólica con la confirmación de su 'alcaldable' capitalino, un Francisco de la Torre que a sus 80 años aspira a la reelección por sexta vez consecutiva para alargar el periplo como regidor que inició allá por el año 2000, en los albores de este siglo.

El pasado lunes, el Comité Electoral Provincial del PP de Málaga convirtió su despegue en un buen momento para hacer público -insistiendo en la pujanza de la marca Paco de la Torre- su nombramiento como candidato para los comicios municipales. Era el primero de los candidatos que se oficializaba en la geografía malagueña. De este modo, se daba "el pistoletazo de salida a la designación de candidatos para las elecciones del próximo 28 de mayo", según recalcaron entonces desde el PP de Málaga.

A la postre, se ha entendido que el anuncio se hacía en una fecha de lo más oportuna, una vez que De la Torre ha estado presente este fin de semana en sendos actos del partido encaminado a presentar a sus 'alcaldables' en las capitales de provincia tanto a nivel regional como en clave nacional.   

Una semana después, el partido presidido en el territorio malagueño por Patricia Navarro sigue dando rienda suelta a su maquinaria electoral con una estrategia orientada a tiempos y procesos diferentes a los empleados por el principal rival al que aspira a destronar, para ampliar la cifra de 31 alcaldías con las que cuenta ahora, en diversos ayuntamientos malagueños: el PSOE.

Los socialistas exhibieron altas dosis de anticipación y oficializaron a sus candidatos en los municipios malagueños de más de 20.000 habitantes a finales de septiembre. Entonces, llevaron también a cabo la celebración de votaciones en las agrupaciones de las dos localidades en las que no hubo consenso para elegir al candidato: Torremolinos y Nerja.

Del mismo modo que Dani Pérez en la capital al obtener los avales necesarios como único aspirante, también se convirtieron en candidatos socialistas para los próximos comicios locales David Márquez en Alhaurín de la Torre, Luis Guerrero en Alhaurín el Grande, Francisco José Calderón en Antequera, Salvador Javier Rojas en Coín, Emma Molina en Estepona, Carmen Segura en Fuengirola, José Bernal en Marbella, Antonio Sánchez en Rincón de la Victoria y Francisco Cañestro en Ronda. Además, Maribel Tocón y Patricia Gutiérrez se ganaron el derecho al vencer en la última fase de las primarias en Torremolinos y Nerja, respectivamente. En la ciudad de Verano Azul fue incluso necesaria una segunda votación porque en la primera Gutiérrez quedó empate contra el exalcalde nerjeño Gabriel Broncano.

A los candidatos del PSOE que fueron oficializados al principio del otoño había que sumar aquellos alcaldes del PSOE en municipios de más de 20.000 habitantes a los que se les había garantizado que optarían a la reelección sin pasar por el proceso de primarias: los de Benalmádena (Víctor Navas), Mijas (Josele González), Cártama (Jorge Gallardo) y Vélez-Málaga (Antonio Moreno Ferrer).