La consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, visitó ayer las instalaciones de la consultora Accenture, en Málaga TechPark (PTA), donde la Asociación Arrabal-AID imparte cursos de formación en digitalización a una veintena de mujeres en el marco del Proyecto Abisal.

La iniciativa, que la Consejería respalda con una inversión de 230.860 euros con cargo al Programa de Apoyo a Mujeres en los Ámbitos Rural y Urbano, tiene como objetivo favorecer la empleabilidad de mujeres en riesgo de vulnerabilidad a través de la mejora de su cualificación profesional.

Las participantes reciben formación vinculada a las nuevas tecnologías y los entornos digitales, unos conocimientos que, según Blanco, «refuerzan sus posibilidades de acceso al mercado de trabajo por las grandes expectativas que según todos los indicadores ofrecerá el sector en los próximos años». La consejera incidió en que «la formación es la mejor palanca para la generación de empleo» y apostó por continuar dotando a los desempleados de «los mejores recursos».