Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Transplantes

El mejor regalo para Sara: una niña malagueña recibe el primer trasplante de hígado del año

Una niña malagueña de cinco años se ha curado de una grave enfermedad tras recibir un nuevo hígado en el hospital Reina Sofía, de Córdoba, con un injerto infantil, el primero de España del nuevo año

18

Trasplante exitoso a la pequeña Sara en Córdoba Manuel Murillo

La pequeña malagueña Sara Moreno Gómez, de 5 años, recibió "el mejor regalo", como así lo define Laura, su madre, el pasado 1 de enero en el hospital Reina Sofía, en Córdoba. El trasplante de hígado de esta niña ha sido el primero que ha hecho el hospital este 2023 y el primero infantil de España del nuevo año.

Esta menor, residente en Torremolinos, necesitaba un trasplante de hígado, debido a las consecuencias derivadas de patología que sufría, la enfermedad de Caroli (malformación congénita inusual de los conductos biliares intrahepáticos), cuyo único tratamiento era recibir un injerto. Cuando en la mayoría de las casas las familias se preparaban para recibir al Nuevo Año, Laura y Fran, los padres de Sara, fueron avisados desde el Reina Sofía el 31 de diciembre de 2022 de que había un órgano para su niña. Del miedo inicial por la complejidad que supone un trasplante, estos padres pasaron a la alegría de saber, por palabras del cirujano Pedro López Cillero, que la operación había ido bien.  

"Estábamos en Dos Hermanas (Sevilla) con mi familia, pues yo soy de allí, cuando nos llamaron para que nos viniéramos para el Reina Sofía. Sara me preguntaba por el camino qué le iban a hacer los médicos, se puso muy nerviosa y fue muy duro. Lo hemos pasado muy mal, pero a la vez sabíamos que era un gran regalo y estábamos al mismo tiempo muy contentos", ha señalado Laura.

Trasplante exitoso a la pequeña Sara en Córdoba Manuel Murillo

El hígado se adaptó a las características físicas de la niña

Pedro López Cillero ha recalcado sobre este trasplante que se ha podido llevar a cabo gracias a la donación de un hígado de una persona adulta, que era compatible con la niña, órgano que "adaptamos a las características físicas, edad y anatomía de la menor". López Cillero ha recordado la relevancia de que el Reina Sofía incorporara esta alternativa trasplantadora hace años al proceso de donación y trasplante en Andalucía y, con posterioridad en España, ante la falta de donaciones infantiles y para reducir a apenas unos días el tiempo de espera para que un niño reciba un trasplante hepático, cuando antes la demora media rondaba o superaba los 100 días, lo que deterioraba mucho la calidad de vida del posible receptor. Precisamente, la donación que ha recibido Sara procedía de fuera de la comunidad. Este cirujano ha destacado la alta supervivencia a los 5 años de este tipo de intervención, de un 98%.

López Cillero ha subrayado a su vez que, después de los cientos de trasplantes en los que ha participado en más de 30 años de trayectoria, le sigue sorprendiendo la coordinación que existe entre todos los profesionales para que sea exitoso el programa de donación y trasplante, incluso aunque la donación y la activación de un trasplante se produzca un 31 de diciembre que es un día de estar con las familias, "porque nuestras familias saben que esto es importante y nos apoyan".  

Sobre la situación de Sara previa al trasplante, el hepatólogo Juan José Gilbert ha precisado que la enfermedad que padecía esta niña malagueña va poco a poco dañando las células del hígado hasta generar una cirrosis hepática. Antes del trasplante, la menor se sometió a un riguroso estudio y pasó a lista de espera en diciembre de 2022. Gracias al injerto que ha recibido, Gilbert ha indicado que Sara se ha curado de su enfermedad y "podrá llevar una vida completamente normal". 

Trasplante exitoso a la pequeña Sara en Córdoba Manuel Murillo

Llamamiento a la donación

La feliz madre de Sara, que tiene otras dos niñas de 7 y 10 años, ha dado las gracias, al igual que su marido, a todo el personal sanitario que ha atendido a su pequeña y ha hecho un llamamiento a la donación, ya que "donar es vida y hay que agradecer a esas personas que pierden la vida que tengan un gesto solidario con otras familias, para que otras personas puedan salir adelante, como es el caso de mi hija Sara, que ya antes era feliz, pero ahora lo va a seguir siendo".

Laura ha contado que su hija Sara ha tenido que pasar mucho tiempo en hospitales. "Con 2 meses de vida la operaron y a los 9 meses fue derivada desde el hospital Regional de Málaga al Reina Sofía, al ser hospital cordobés centro de referencia para trasplante hepático infantil. Ella es una niña que no le tiene miedo a los profesionales sanitarios. Ha podido ir al colegio y, aunque por fuera parecía que estaba bien, por dentro no lo estaba tanto. Se puso muchas veces malita y ya la tuvieron que poner en lista de espera", ha relatado.

Por su parte, Fran, el padre de Sara, ha querido agradecer que la asociación de trasplantados hepáticos de Cádiz (Aethec) les haya cedido un piso en Córdoba para poder quedarse mientras la niña se recuperaba.  

Compartir el artículo

stats