Turismo

El turismo se anima: abierto casi pleno de los hoteles del litoral andaluz

La recuperación de la demanda y las buenas perspectivas dejan en mínimos los hoteles cerrados

Turistas a las puertas de un hotel en Ronda.

Turistas a las puertas de un hotel en Ronda. / JON NAZCA

EFE

Salvo algunos cierres puntuales de hoteles por reforma o porque aún no han reanudado su actividad tras el paréntesis invernal, todos los establecimientos de las cinco provincias del litoral andaluz han abierto sus puertas esta Semana Santa, la antesala de una temporada alta que recuerda a la de 2019.

La recuperación de la demanda turística en lo que va de año, las expectativas de afluencia en Semana Santa y las buenas perspectivas de negocio para los próximos meses han dejado en mínimos el número de establecimientos cerrados en Málaga, Cádiz, Almería, Huelva y Granada, según se desprende de un análisis de Comisiones Obreras.

La radiografía del sector en abril contrasta con la de la temporada baja de 2022-2023, cuando estaban cerrados unos 150 hoteles situados en el litoral de Málaga, Cádiz, Almería, Huelva y Granada, que sumaban unas 64.200 plazas, ha detallado a EFE el responsable de Hostelería y Turismo de CCOO, Gonzalo Fuentes.

Los hoteles Marbella Playa y Diverhotel, ambos ubicados en Marbella y pertenecientes a la cadena Playa Senator, así como el Hotel Tritón en Benalmádena, de Best, están cerrados por reformas en sus instalaciones.

Tras la crisis de 2009 sigue cerrado el hotel Incosol de Marbella, que fue adquirido por un grupo de inversores para realizar una reforma integral del complejo.

El dirigente sindical confía en que este conocido establecimiento pronto pueda abrir al público como los antiguos Byblos en Mijas y Don Miguel en Marbella, hoy La Zambra y Club Med Magna Marbella, que abrieron el pasado año totalmente reformados tras varios años cerrados.

Dos establecimientos que cerraron por temporada y aún no han abierto este año son los dos Diverhotel ubicados en Aguadulce y Roquetas (Almería), ha especificado.

«De confirmarse las expectativas en Semana Santa y general, el año 2023 se prevé como el mejor año turístico de la historia de España y Andalucía, superando a 2019», ha asegurado Fuentes, quien ha incidido en que «ni los más optimistas podían pensar en la rápida recuperación del sector tras la pandemia».

El buen clima y la recuperación del turismo internacional tras el impacto de la Covid-19 han contribuido a que este invierno los hoteles hayan cerrado más tarde y se haya reducido la estacionalidad.

Ante la «excelente» temporada turística que se avecina, CCOO ha hecho un llamamiento a las administraciones con competencias en la materia y a los empresarios del sector para que apuesten por un empleo de calidad y que aminoren las cargas de trabajo.

También ha animado a que los destinos andaluces estén «en perfecto estado de revista» con el fin de que los millones de turistas que visitan la comunidad se vayan «contentos y satisfechos».

De cara al futuro inmediato, el sindicato considera «fundamental crear las condiciones» para que la hostelería y demás profesiones vinculadas a la industria turística andaluza sean atractivas para los jóvenes y que se pongan en valor mediante la formación.

Para ello, ve prioritario que se desbloquee la negociación de aquellos convenios en los que está bloqueada, así como darle «un impulso» al acuerdo laboral de hostelería de ámbito estatal con más contenidos para mejorar las condiciones laborales en conceptos como salarios, horario, conciliación y salud laboral.

El objetivo es que, mediante una buena formación en el sector, se vislumbre que existen «grandes oportunidades de trabajo estable y de futuro», ha indicado.