Vivienda

La malagueña en huelga de hambre desoye a los médicos y mantiene la protesta

Luisa, que tiene cuatro hijos, tres menores, pide una solución ante su posible desahucio el 8 de mayo

Luis Heredia, en una comparecencia ante los medios.

Luis Heredia, en una comparecencia ante los medios. / Jorge Zapata / EFE

EFE

Luisa Heredia, la mujer que inició hace casi una semana una huelga de hambre para exigir una vivienda digna para su familia, ha desoído las recomendaciones de los médicos, que le aconsejan abandonar la protesta, y ha decidido seguir adelante con la misma.

Este lunes hace una semana que Luisa, que tiene cuatro hijos, tres de ellos menores, comenzó una huelga de hambre para pedir una solución habitacional frente a su posible desahucio, previsto para el próximo 8 de mayo.

Luisa asegura que solo quiere "un techo bajo el que poder vivir" y que se encuentra en "una situación de desamparo por parte de las instituciones".

Según ha explicado este domingo la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la mujer ha sido atendida estos días por los servicios sanitarios por los efectos derivados de la ausencia de alimento y las analíticas han confirmado que su estado de salud "es delicado".

Protesta

Los médicos le han recomendado que abandone la huelga de hambre, pero Luisa "ha decidido continuar y seguir sin comer hasta que le den una solución para ella y sus hijos".

Luisa comparecerá este lunes de nuevo ante los medios para explicar cómo se encuentra y visibilizar una problemática que afecta a miles de familias en toda España.

El pasado lunes, el gerente del Instituto Municipal de la Vivienda de Málaga, José María López Cerezo, se reunió brevemente con Luisa y aseguró que desde la entidad conocen su caso y que "están trabajando en ello e intentando negociar con los propietarios" de la vivienda que ocupa para conseguir un alquiler social.