Empresas

Málaga debe aumentar sus perfiles tecnológicos, según un estudio de ATA

El estudio de la Federación de Autónomos apunta a que, aunque los servicios de hostelería y turismo van a seguir demandando mano de obra, es necesario incrementar los perfiles tecnológicos por las inversiones que se esperan en la provincia en los próximos años

Una imagen del PTA de Málaga.

Una imagen del PTA de Málaga. / L. O.

La Opinión

La provincia de Málaga es el motor económico "más importante de Andalucía", según destaca en un informe la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que detecta la necesidad de que aumente los perfiles tecnológicos por las "grandes inversiones" previstas.

El estudio apunta a que, aunque los servicios de hostelería y turismo van a seguir demandando mano de obra, es necesario incrementar los perfiles tecnológicos por las inversiones que se esperan en la provincia en los próximos años.

"Se espera un cambio y un crecimiento radical en la provincia y su área de influencia", señala, que a su vez provocará un "incremento colateral"

"Se espera un cambio y un crecimiento radical en la provincia y su área de influencia", señala, que a su vez provocará un "incremento colateral" en sectores como la construcción o los servicios.

Además, otro de los sectores de los que se espera una gran expansión es el de la sanidad y los cuidados, motivo por el que ATA ve "imprescindible" que los trabajadores se adapten a las "nuevas realidades que están por llegar".

Pese al futuro que dibuja el análisis, las nuevas tendencias en las empresas y el empleo "no van a suponer que el turismo deje de ser el motor económico de Málaga", precisa.

Los expertos resaltan la "gran proyección" de la provincia de Málaga, un territorio que también presenta "grandes complejidades", y en el que no hay una homogeneidad en todas sus zonas.

En este sentido, explica que mientras las comarcas aledañas a la capital y las costeras muestran un comportamiento positivo, las zonas del interior y de montaña muestran "síntomas de debilitamiento económico agudizado por el envejecimiento y la pérdida de población".

En estas áreas, el fomento del autoempleo y otras políticas encaminadas a dar a conocer opciones como el relevo generacional de negocios pueden "ayudar a que los pueblos sigan teniendo vida", al no perder servicios esenciales como la farmacia, el supermercado o el bar, indica.

En el sector productivo, se observa que, pese a que el sector servicios es el mayoritario en todas las áreas de la provincia, destaca por tener una mayor presencia en la costa, mientras que los sectores primario y secundario tienen más peso en las comarcas del interior y las más despobladas.

Esto hace que exista un "mercado laboral dispar" en el que "hay presente una gran cantidad de mano de obra dedicada al turismo, pero que tiene déficits en otras áreas".

Además de la necesidad de aumentar los perfiles tecnológicos, ATA aconseja mejorar las capacidades de análisis y comunicación, un aspecto en el que los trabajadores han manifestado voluntad de seguir aprendiendo y los empresarios se han mostrado abiertos a dar facilidades para la formación y el desarrollo profesional.

En la elaboración del informe, que se enmarca en los Programas de Fomento del Servicio de Empleo de la Diputación de Málaga, han participado durante siete meses 340 personas.