El ataque que dos chicas sufrieron el sábado por parte de un grupo de varones en el pantano del Limonero se investiga como robo con violencia e intimidación, ya que los autores utilizaron piedras y al menos un palo para amedrentar a las víctimas, que terminaron lanzándose al agua para evitar que la agresión continuara y fuera a más.

Según fuentes cercanas al caso, denunciaron que a una de ellas le arrebataron el móvil y algo de dinero. La Policía Nacional trabaja en la identificación de los implicados, mientras que las jóvenes, de 22 y 24 años y origen ucraniano, fueron dadas de alta tras ser atendidas en el Hospital Materno Infantil de la capital.

Los hechos se conocieron sobre las 16.40 horas, cuando una joven llamó al 112 para decir que ella y su amiga habían sido asaltadas por un grupo de cuatro jóvenes mientras paseaban por la orilla del pantano El Limonero. Dijo que, durante el incidente, su compañera había recibido un fuerte golpe en la cabeza y fue lanzada al agua, por lo que ella también se tiró para intentar huir de los agresores.

Alerta y ayuda

Esta última pudo alertar a Emergencias con su teléfono. Poco después, ya sobre las 17.00 horas, la misma joven volvió a llamar al 112 asegurando que los jóvenes les habían vuelto a atacar y que les estaban tirando piedras, motivo por el que solicitó la presencia policial. El centro coordinador movilizó a efectivos policiales, sanitarios y de los Bomberos de Málaga. Estos últimos comprobaron que las chicas estaban en mitad del pantano y las rescataron con una embarcación tipo zódiac.

Ya en la orilla, las jóvenes fueron atendidas in situ por presentar algunos arañazos y contusiones, siendo finalmente trasladadas al centro sanitario.