El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Acción Exterior, ha iniciado el dispositivo para constituir la Mesa de Emergencia y poder prestar ayuda humanitaria a la población damnificada por el terremoto de Marruecos.

A la Mesa de Emergencia han sido convocadas las entidades, asociaciones y ONG que trabajan en cooperación al desarrollo con el objetivo de plantear acciones que puedan proporcionar algún tipo de ayuda para paliar la situación de extrema necesidad en la que ha quedado la población afectada, han informado en un comunicado.

Como en otras ocasiones, la misión de la Mesa de Emergencia será aunar los esfuerzos y generar iniciativas e ideas para poder aportar algún tipo de ayuda ante esta situación.

En concreto, a esta primera sesión de la Mesa de Emergencia asistieron representantes de la Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes, Progreso y Diversidad (Prodiversa), Cooperación y Desarrollo con el Norte de África (Codenaf), Coordinadora de ONGD Málaga Solidaria y Unicef.

Una vez recibidos los proyectos, se procederá a la convocatoria de una nueva Mesa Técnica de Emergencia para determinar la conveniencia de los mismos y proceder a los trámites administrativos para conceder una subvención directa y excepcional que asciende a 30.000 euros.

El plazo para la recepción de proyectos estará abierto hasta el 16 de octubre y se podrán presentar a través del correo accionexterior@malaga.eu, han señalado.

Los proyectos resultantes de la Mesa de Emergencia complementarán el dispositivo de ayuda a Marruecos desplegado en Málaga en el que colabora el Ayuntamiento.

Al respecto, han recordado que este dispositivo, coordinado por la Agrupación de Voluntarios de Respuesta Rápida, se inició el pasado 11 de septiembre con una campaña de recogida de materiales junto con la asociación Policía Amigo, especializada en prestar ayuda en África, y otras entidades como Famadesa y Maskom, entre otros, y que ya han recogido más de 20 toneladas de material de emergencia.

El Ayuntamiento de Málaga ha prestado especial atención a las catástrofes naturales que han generado situaciones de emergencia humanitaria en distintas zonas del mundo. En 2001, se creó una partida específica como fondo de emergencia para la atención de proyectos destinados a financiar situaciones de crisis humanitaria a raíz de los terremotos que se produjeron en Gujarat (India) y El Salvador.

Este fondo estuvo en funcionamiento de 2001 a 2005 y se financiaron once proyectos: India y El Salvador en 2001, Angola en 2002, Irán en 2003, Marruecos, Turquía y Sudeste Asiático (cuatro proyectos) en 2004 y Cuddalore (India) en 2005. Desde entonces y hasta 2009 se han atendido estas situaciones con fondos puntuales, habilitados para financiar proyectos extraordinarios.

En 2010, con motivo del terremoto que afectó a Haití y a propuesta de la mesa técnica, se creó la Mesa de Emergencia, con el objetivo de tener un espacio que fuese posible activar cada vez que se produjera una situación de crisis humanitaria. Este acuerdo fue refrendado posteriormente en el seno del Consejo Sectorial de Cooperación al Desarrollo.

A esta Mesa han sido convocadas las entidades, asociaciones y ONG que trabajan en cooperación al desarrollo, con el objetivo de plantear acciones que puedan proporcionar algún tipo de ayuda para paliar la situación de extrema necesidad en la que ha quedado la población afectada.