Sucesos

Detenido en Málaga por azuzar a un perro que causa lesiones graves a un viandante

Los ataques a dos viandantes ocurrieron la medianoche del pasado 21 de octubre en las inmediaciones del Parque de Málaga

Vehículo de la Policía Local de Málaga

Vehículo de la Policía Local de Málaga / EUROPA PRESS - Archivo

EFE

Un hombre de 34 años ha sido detenido por la Policía Local en Málaga por haber azuzado supuestamente el perro de un amigo para que mordiese a dos viandantes, a uno de los cuales causó lesiones graves por las que requirió asistencia en un hospital.

Los hechos ocurrieron la medianoche del pasado 21 de octubre en las inmediaciones del Parque de Málaga, cuando la Policía recibió una llamada alertando de que una persona estaba azuzando a un perro pastor belga malinois a los viandantes en el Paseo de los Curas, según ha informado este jueves en un comunicado.

Los agentes localizaron en el lugar a una primera víctima, un joven de 27 años que manifestó que el perro le había mordido en la mano y glúteo izquierdos tras ser azuzado por la persona que iba con él, lesiones por las que tuvo que ser atendido por sanitarios en una ambulancia.

Posteriormente, en el Paseo de España de la capital malagueña, otro viandante, un hombre de 49 años, se vio obligado a huir a la carrera durante unos cien metros hasta caer al suelo y recibir varias mordeduras en diferentes partes del cuerpo.

Al ser preguntado por la Policía, manifestó que el ahora detenido dio ordenes claras al perro "para que le atacase".

Los policías comprobaron que la víctima tenía las ropas rasgadas y el pantalón hecho trizas, y que manaba abundante sangre de las heridas, por lo que solicitaron la presencia de una ambulancia del 061, cuyos efectivos manifestaron que las lesiones que presentaba eran graves y que no podían suturarlas al ser mordeduras de perro, por lo que fue necesario su traslado a un hospital.

Acto seguido, los agentes localizaron por las inmediaciones al hombre que iba con el perro, que en ese momento ya no tenía el can, al que detuvieron y trasladaron a dependencias policiales.

El hombre ha sido arrestado como presunto autor de un delito de lesiones graves, que podrían ser castigadas como tipo agravado que prevé el artículo 148 del Código Penal por azuzar un perro contra la víctima, considerada en tal caso como uso de instrumento peligroso, según la Policía Local.

Durante la investigación, los agentes comprobaron que el propietario del perro era otra persona, al parecer un amigo del detenido.

Además, comprobaron que el pasado 5 de octubre se actuó con respecto a un ataque del perro investigado a otro can, al que causó lesiones en el cuello, así como a su propietario en el brazo derecho al intentar evitar la agresión.

Por ello, se incautaron del perro y solicitaron su internamiento o aislamiento temporal previsto en la ley para los animales que hubieran atacado a personas u otros animales causándoles lesiones, y su catalogación como potencialmente peligroso, al entender que está adiestrado para el ataque.