Narcotráfico

Ocho detenidos por introducir 720 kilos de cocaína entre chatarra por el puerto de Málaga

La droga fue localizada en el interior de una gran sarcófago de aluminio que viajaba entre 19 toneladas de escombros y residuos metálicos procedentes de Costa Rica

Operación de la Guardia Civil y la Policía Nacional contra el tráfico de cocaína

L.O.

Ocho personas han sido detenidas en una operación que ha culminado con la intervención de 720 kilos de cocaína procedente de Costa Rica y que entró en España por el puerto de Málaga. La droga, dispuesta en paquetes rectangulares de 1,2 kilos, fue localizada en una caja en el interior de un contenedor que transportaba escombros y residuos de aluminio que superaban las 19 toneladas de peso. Entre los detenidos hay varios viejos conocidos de las fuerzas y cuerpos de seguridad, algunos de los cuales ya fueron detenidos y condenados por hechos similares en el puerto de Algeciras en 2018. Este nuevo alijo reafirma al puerto de Málaga como vía de entrada de polvo blanco procedente de Sudamérica.

Las pesquisas, en las que han participado la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, se iniciaron tras tener conocimiento los investigadores de la existencia de una organización asentada en el Campo de Gibraltar que estaría introduciendo grandes cantidades de cocaína oculta en chatarra. Esto llevó a la estrecha vigilancia a la organización a lo largo de varios meses y el análisis de la actividad de una sociedad exportadora de Costa Rica que ya había sido investigada en años anteriores por su vinculación con el tráfico de cocaína mediante contenedores marítimos.

La droga intervenida en la operación conjunta de Agencia Tributaria, Guardia Civil y Policía Nacional.

La droga intervenida en la operación conjunta de Agencia Tributaria, Guardia Civil y Policía Nacional. / L. O.

Cuando se detectó la llegada de nuevos contenedores a los muelles de la capital malagueña, las investigaciones apuntaron a que podría ocultarse sustancias estupefacientes en algunos de ellos, por lo que los agentes llevaron a cabo una monitorización completa de los mismos. El pasado 9 de octubre, tras un exhaustivo control sobre varios contenedores a la salida del recinto portuario, uno de ellos se desvió de su trayecto programado, entrando en una finca cercana a una zona boscosa de difícil vigilancia en la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules.

Movimiento sospechoso

"Esta maniobra hizo sospechar a los responsables de la investigación, motivo por el cual se procedió a la entrada y registro de la nave donde se encontraba el contenedor", han explicado. Una vez descargado el contenedor, los agentes localizaron entre la chatarra una caja metálica de grandes dimensiones, la cual ocultaba en su interior los 720 kilos de cocaína. El hallazgo supuso la detención de ocho de los implicados y un total de nueve registros domiciliarios donde se intervino dinero en efectivo, un uniforme de la Guardia Civil, un detector de frecuencias y dos relojes de alta gama, además de diverso material informático y documentación.

Registro de la operación contra el tráfico de cocaína oculta en chatarra.

Una imagen del registro. / L. O.

Para el desarrollo de la actuación se contó igualmente con la participación de efectivos de grupos especializados GOIT de la Policía Nacional y los GAR de la Guardia Civil. Las indagaciones constataron ramificaciones de esta trama en la Costa Tropical de Granada, concretamente en las localidades de Motril y Almuñécar.

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción Mixto número 3 de San Roque (Cádiz) y llevada a cabo por grupos de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de Málaga, investigadores de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), así como de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) y Unidad de Estupefacientes de Marbella de la Policía Nacional.