Eduación

"Deficiencias estructurales" en el CEIP Domingo Lozano obligan a cerrar el centro

El colegio de Carranque la actividad académica en estas instalaciones tras el último informe estructural de la Gerencia de Urbanismo que advierte "de una cimentación deficiente"

Archivo - IMAGEN DE RECURSO DE UN AULA

Archivo - IMAGEN DE RECURSO DE UN AULA / EUROPA PRESS - Archivo

La Delegación Territorial de Desarrollo Educativo ha informado en relación con las "deficiencias estructurales" registradas en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Domingo Lozano de Málaga capital de la necesidad de cesar la actividad académica en estas instalaciones como medida preventiva para garantizar la seguridad del alumnado y de toda la comunidad educativa, así como de redistribuir al alumnado en centros próximos a este.

El delegado de Desarrollo Educativo y Formación Profesional y Universidad, Investigación e Innovación, Miguel Briones, ha mantenido este miércoles una reunión con la concejala de Urbanismo, Carmen Casero; la concejala delegada del Distrito Cruz de Humilladero, Teresa Porras; el director general de Educación del Ayuntamiento de Málaga, Fernando Leguina; técnicos de urbanismo; la secretaria general provincial de la Delegación Territorial, Paloma Rodríguez; la jefa del servicio de Planificación y Escolarización Educativa, Eva Sánchez; la directora del CEIP Domingo Lozano, Sylvia Frey; y la presidenta de la AMPA del centro, Rocío Gavilán, para analizar las medidas conducentes a dar respuesta a las deficiencias estructurales registradas en el centro.

Así, en ella, la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga ha trasladado a todas las partes los resultados del último informe de seguimiento en relación con los problemas edificatorios del centro, que se llevaban observando durante años, y por los que se mantenían clausuradas cinco aulas actualmente.

Aunque este último estudio geotécnico y patológico tanto del edificio como del terreno descarta problemas locales de subsuelo, sin embargo advierte "de una cimentación deficiente que podría generar problemas a medio o largo plazo".

De resultas de este estudio, el Ayuntamiento de Málaga, a quien corresponde la conservación y mantenimiento de los colegios del municipio, y la Delegación Territorial han trasladado a los representantes del centro "la necesidad de cesar la actividad académica en estas instalaciones como medida preventiva para garantizar la seguridad del alumnado y de toda la comunidad educativa, así como de redistribuir al alumnado en centros próximos a este".

En estos momentos, según han detallado la Junta en un comunicado, "se están llevando a cabo los trabajos de coordinación entre los centros afectados, la Delegación Territorial, el Ayuntamiento y la Agencia Pública Andaluza de Educación para garantizar una adecuada atención a todo el alumnado, no solo desde el punto de vista académico, sino también en relación con los servicios complementarios".

Asimismo, se va a transmitir toda esta información a la comunidad educativa. Las actuaciones de traslado de equipamiento en los respectivos centros de destino se llevará a cabo en los próximos días, durante el período no lectivo, al objeto de retomar la actividad ordinaria al inicio del próximo trimestre.