Crónicas de la ciudad

Parque mirador de 360 grados en Intelhorce

El antiguo cerro pelado de la barriada es hoy una zona verde con pinos y senderos y unas impresionantes vistas de la ciudad en expansión. 

Vistas desde el parque de Intelhorce, con la antigua fábrica del Tarajal al fondo.

Vistas desde el parque de Intelhorce, con la antigua fábrica del Tarajal al fondo. / A.V.

Alfonso Vázquez

Alfonso Vázquez

En 2007, la asociación de vecinos de Intelhorce consideraba que se había «exprimido» demasiado el terreno, desde el punto de vista urbanístico y que la zona verde prevista tras la nueva urbanización, la de Arenal 2000 del polémico constructor Sandokán, era insuficiente. 

Han pasado 17 años desde aquella queja y hay que reconocer que, el número de metros cuadrados por habitante en esta barriada de baja densidad de viviendas es considerable, en comparación con muchos barrios hacinados de Málaga y también la recuperación paisajística.

Como saben, al barrio inicial de los años 60 para directivos y trabajadores de Intelhorce se añadieron los chalés y adosados de la nueva promoción, que conllevaba un gran parque en el cerro del barrio, presidido por dos grandes depósitos de agua.

Uno de los senderos del parque de Intelhorce.

Uno de los senderos del parque de Intelhorce. / A.V.

Así, ha pasado de ser un cerro pelado y algo deprimente a un parque lleno de senderos y sombra, gracias a pinos, ficus y cipreses, al que se asciende por un camino muy agradable. La zona verde, realizada por la promotora, la mantiene una Entidad Urbanística de Conservación que cuenta con una subvención de Parques y Jardines, informa el Ayuntamiento

Paradójicamente, lo que está en peor estado son las instalaciones que acompañan a los dos depósitos, un par de casetones decrépitos, por suerte enladrillados, y una especie de albercas en estado de descomposición. Esta zona, aunque vallada, tenía un tramo cedido el pasado mes de marzo, cuando la visitó esta sección. Posiblemente, señala un experto en Patrimonio Industrial, se trataba de una central de transformación eléctrica ajena a la fábrica.

Las instalaciones abandonadas, junto a los depósito del parque de Intelhorce.

Las instalaciones abandonadas, junto a los depósito del parque de Intelhorce. / A.V.

Y aparte de un buen número de equipamientos como gimnasio para mayores por todo el paseo y parque infantil, lo mejor de este parque es que se convierte en un soberbio mirador de 360 grados sobre Málaga

Así, desde este cerro verde se puede disfrutar de vistas sobre los terrenos de la antigua fábrica de Intelhorce; la vieja fábrica de El Tarajal; la gran parcela de la antigua fábrica del Amoniaco con la ampliación de la Universidad de Málaga detrás; el barrio de San José del Viso y su polígono industrial; la barriada de Sánchez Blanca...

Obras del Distrito Zeta desde el parque de Intelhorce.

Obras del Distrito Zeta desde el parque de Intelhorce. / A.V.

Y en todo el flanco sur aparecen las obras de creación del denominado Distrito Zeta con su trajín de camiones y excavadoras y el perfil del aeropuerto al fondo. 

La pregunta del millón es cuántos malagueños han pisado esta preciosa loma ajardinada, con vistas, por todas partes, a una ciudad en expansión.

Suscríbete para seguir leyendo