Empresas

La cárnica Famadesa se promociona en el mercado asiático

Esta zona aglutinó en 2023 el 31% de las ventas internacionales de la empresa malagueña

Fachada de la planta de Famadesa.

Fachada de la planta de Famadesa. / L. O.

EFE

La empresa cárnica malagueña Famadesa, una de las principales exportadoras españolas de porcino, participa estos días en la feria Sial Shanghái, dentro de su estrategia de promoción en el mercado asiático, que aglutinó el pasado año el 31 % de sus ventas internacionales.

Sial Shanghái es el principal encuentro de la industria de la alimentación del continente asiático y puntero a nivel mundial, que espera reunir a más de 4.800 expositores y casi 200.000 profesionales del sector.

La feria es una oportunidad para afianzar el papel de la empresa en el mercado asiático, dentro de su estrategia de internacionalización, junto a otras veinte de las principales compañías porcinas españolas, según ha destacado Famadesa en un comunicado.

La cifra de exportaciones de Famadesa superó los 137 millones de euros el pasado año, un 10,56 % más que en 2022, y del total el 31 % corresponde a transacciones realizadas en el mercado asiático.

China es el principal destino al que la cárnica malagueña exporta sus productos, junto a Filipinas, Singapur, Corea y Vietnam, entre otros. España se mantuvo en 2023 como primer proveedor de productos porcinos de China, muy por delante de otros países como Estados Unidos, Brasil, Países Bajos y Canadá.

En total, España exportó a China 560.488 toneladas de porcino por un valor de 1.223 millones, lo que supone el 20,3 % del volumen total de las exportaciones de porcino de España y el 13,7 % del valor.

Famadesa se ha unido recientemente a la campaña 'El sentido de la carne', una iniciativa de colaboración de la cadena de valor del sector cárnico español y la distribución, para reivindicar el placer de consumir carne y la idoneidad de integrar este alimento en una dieta completa y equilibrada.

La empresa es la organización más representativa de un grupo empresarial cuyos inicios se remontan a 53 años atrás en un pequeño matadero de la barriada de Campanillas.

En la actualidad se dedica a la cría, engorde, explotación y comercialización de ganado, a la fabricación de artículos derivados de la carne y a la distribución y transporte de productos elaborados hasta el consumidor final, con un secadero de más de 300.000 piezas.