Turismo

Málaga vota en contra de una consulta ciudadana sobre la tasa turística

El Partido Popular defiende que las elecciones municipales del año pasado ya demostraron la elección de la ciudadanía - Con Málaga advierte de que la "paciencia de los malagueños se está empezando a agotar" - El PSOE critica que De la Torre "fantasmea" con este impuesto - Vox insiste en que el tributo no soluciona el problema de la vivienda

Turistas visitando los monumentos de Málaga capital.

Turistas visitando los monumentos de Málaga capital. / Álex Zea

Ana I. Montañez

Ana I. Montañez

Una vez más, el pleno del Ayuntamiento de Málaga ha rechazado la posibilidad de realizar una consulta ciudadana, en este caso, para consultar a los malagueños sobre la implantación de la tasa turística y la regulación de las viviendas de uso turístico, como proponía Con Málaga.

La propuesta fue rechazada con los votos en contra del Partido Popular, que defendió que esa consulta ya se hizo en las elecciones municipales del año pasado, que auparon de nuevo a De la Torre como alcalde y con mayoría absoluta. Tampoco lo apoyó Vox, que insistió en que la tasa turística no solucionará el problema de la vivienda que arrastra la ciudad.

Tampoco salieron adelante otras propuestas como impulsar una moratoria de licencias y autorizaciones para viviendas turísticas, crear un programa de inspección de este tipo de alojamientos ilegales o campañas informativas sobre los derechos laborales en el gremio de la hostelería y la industria turística.

El debate de la moción, que fue descartada en bloque por el equipo de Gobierno, se caracterizó por casi un "cuerpo a cuerpo" entre el concejal de Con Málaga, Nico Sguiglia, y el concejal de Turismo, Jacobo Florido, que criticó a la oposición de "odiar el éxito de Málaga" y "no amar la ciudad".

Un grupo de turistas transita por la céntrica calle Alcazabilla.

Un grupo de turistas transita por la céntrica calle Alcazabilla. / Fran Extremera

"El turismo lo único que hace en esta ciudad es generar cantidad de puestos de trabajo, generar riqueza al PIB, sin el turismo el presupuesto de este ayuntamiento sería un 20% menos de lo que es o de cualquier administración", expuso Florido, que espetó a Sguiglia que "le tiemblan las piernas" cada vez que ambos tienen que debatir.

El edil de Turismo respondía así al concejal de Con Málaga, que le tachó de "comercial agresivo" y "jefe de ventas" de Málaga mientras interpelaba a De la Torre para poder tener un debate "estratégico".

Al margen de la disputa, Sguiglia advirtió al equipo de Gobierno que la "paciencia de los malagueños se está empezando a agotar" y que el hartazgo se demostrará en la manifestación convocada para el 29 de junio contra la turistificación.

"El problema no es el turismo es el modelo de gestión", insistió Sguiglia a Jacobo Florido. "El concepto de amar a esta ciudad difiere del suyo".

Vivienda

Entró también al debate la concejala de Vox, Yolanda Gómez, que reiteró que en la ciudad hay un "claro problema de oferta y demanda" acrecentado por la falta de vivienda pública que no va a solucionar la tasa turística.

"Ustedes quieren implantar un impuesto, una tasa turística, de forma asamblearia con una consulta ciudadana. Los impuestos se deciden en el pleno", insistió Yolanda Gómez. "Va a lastrar al sector turístico y no va a servir para solucionar el problema de la vivienda. Lo que se quiere es un afán recaudatorio".

Turistas en el Aeropuerto de Málaga.

Turistas en el Aeropuerto de Málaga. / Álex Zea

El alcalde también intervino fuera de turno para asegurar a Sguiglia la Gerencia de Urbanismo está estudiando la regulación de las viviendas turísticas y que espera que el observatorio que va a crear la Junta de Andalucía estudie la "sostenibilidad turística de las ciudades. "Nosotros queremos que se modere y se frene la vivienda turística. Y la tasa turística, también".

Le respondió el concejal socialista Mariano Ruiz que tachó de "cínico" a De la Torre. "No va a haber tasa turística por mucho que el señor De la Torre quiera fantasmear con ello para parecer implicado. Si quisiera de verdad, la pondría pero ya tiene a Moreno Bonilla y a sus consejeros para sacarle las castañas del fuego".