Playas

Los vecinos del Palo reclaman el deslinde de sus casas

Tres colectivos del Palo se movilizan para pedir el deslinde de las casas de la playa que acabe con la inseguridad jurídica de unas antiguas viviendas de pescadores, originalmente de autoconstrucción, en terreno de Costas

Concentración de vecinos en las playas del Palo, la semana pasada.

Concentración de vecinos en las playas del Palo, la semana pasada. / Álex Zea

Alfonso Vázquez

Alfonso Vázquez

En 2010, el entonces subdelegado del Gobierno, el socialista Hilario López Luna, aseguró en una reunión con los vecinos del Palo que el deslinde del dominio público marítimo-terrestre de las playas del Palo estaría listo para 2012. Hubo que esperar hasta 2018, cuando el Ministerio para la Transición Ecológica realizó un primer deslinde de 581 metros en la vecina playa de Pedregalejo, en concreto el tramo entre calle Varadero y la plaza del Ancla, que nunca antes había sido delimitado.

Lo que se estableció entonces es que la línea de ribera del mar (el límite del dominio público marítimo-terrestre) llegaría hasta el muro que separa la playa del paseo marítimo, mientras que la servidumbre de tránsito, que según la Ley de Costas impide todo tipo de construcción, se extendería hasta la primera línea de casas del paseo marítimo del Pedregal. 

Además, se estableció una servidumbre de protección -con otra serie de limitaciones- de 20 metros de largo desde la ribera del mar hasta las calles Menita y Cenachero.

Seis años después, queda pendiente deslindar el tramo entre la plaza del Ancla y el merendero El Tintero (aproximadamente un tercio de Pedregalejo y todo el frente costero del Palo). Las viviendas, originalmente casas de pescadores construidas en la playa, siguen en dominio público marítimo-terrestre. 

Vecinos concentrados la semana pasada en El Palo para pedir el deslinde de sus viviendas.

Vecinos concentrados la semana pasada en El Palo para pedir el deslinde de sus viviendas. / Álex Zea

«Los colectivos nos hemos unido para que, de una vez por todas, se desafecte la zona de dominio público marítimo-terrestre. Se ha hecho en Pedregalejo y en La Araña pero no en El Palo y llevamos 24 años reivindicando esto», comenta a La Opinión Rafael Caparrós, presidente vecinal de Zona Popular del Palo, que junto con la Asociación de Vecinos Rebalaje y la Asociación Cultural del Palo ha iniciado una campaña de movilizaciones esta primavera .

Apoyo unánime en el pleno

Precisamente, el pasado jueves Rafael Caparrós intervino en el pleno municipal de mayo para respaldar una moción del Partido Popular, apoyada por unanimidad, que pedía «agilidad y urgencia» al Gobierno central para solventar este problema; una reunión «urgente, presencial y conjunta» de todos los municipios afectados en España con las direcciones generales de los ministerios de Transición Ecológica, Hacienda y Agricultura así como pedir a la Junta de Andalucía que declare el barrio de las playas del Palo Bien de Interés Cultural.

«Queremos que sea Bien de Interés Cultural para que no se pierda la esencia marinera y paleña y no haya especulación», comenta a este diario Rafael Caparrós, quien precisa que habría ahora mismo unas 570 viviendas a la espera del deslinde. 

Marcha vecinal a comienzos de mayo pidiendo la protección BIC de las casas de la playas del Palo y el deslinde.

Marcha vecinal a comienzos de mayo pidiendo la protección BIC de las casas de la playas del Palo y el deslinde. / La Opinión

En su encuentro con La Opinión le acompañan varias decenas de vecinos, algunos de los cuales todavía recuerdan cuando pagaban una cantidad a la Comandancia de Marina por ocupar la playa con sus casas: «Mi padre pagaba los sellos de la Comandancia, por entonces había muy pocas casas y algunas eran de piedra», recuerda Soledad Herrera, quien explica que se crió en la playa con sus 13 hermanos.

A su lado está Fali García, de 72 años, que comenta que vive en la misma casa de la playa desde que tenía 2 años y que perteneció a sus padres. Y aunque señala que sus hijos sí la podrían heredar, «la casa es nuestra pero el terreno no», lamenta.

Subdelegación del Gobierno

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno precisaron el pasado viernes que los inmuebles pendientes del deslinde entre Pedregalejo y El Palo son 500 y no 570 y que se está «trabajando con el Congreso para cambiar una norma del PP que fue lesiva para los intereses de los vecinos del Palo».

Se trataría, precisan estas fuentes, de la Disposición Adicional Séptima de la Ley de Costas de 2013 que, si bien excluye del dominio público marítimo-terrestre las casas de Pedregalejo y El Palo, «obliga a revertir los bienes a Patrimonio del Estado, algo que dificulta todo», al ligar la transmisión de los terrenos a sus ocupantes con la Ley de 2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas.

Suscríbete para seguir leyendo