Sucesos

El presunto autor del apuñalamiento mortal de Málaga se entrega en Córdoba

La Policía Nacional investiga las posibles rencillas previas entre las partes, todas procedentes de Jaén

Comisaria de la Policía Nacional en Córdoba, donde se entregaron los jóvenes.

Comisaria de la Policía Nacional en Córdoba, donde se entregaron los jóvenes. / Diario Córdoba

El presunto autor del apuñalamiento mortal a un joven de 23 años en un polígono de Málaga se ha entregado en una Comisaría de Córdoba, según han confirmado fuentes policiales. Como ha adelantado el diario Málaga Hoy, esta entrega se produjo horas después de que otro joven acudiera ayer lunes a dependencias de la Policía Nacional, también en Córdoba, en relación con los mismos hechos, aunque fuentes policiales aclararon que se trataba de la persona que acompañaba al presunto autor cuando se produjo la agresión. Tanto la víctima como los dos detenidos son naturales de la provincia de Jaén.

Fuentes cercanas al caso aseguran que las primeras pesquisas apuntan a que entre las partes podrían existir rencillas previas originadas por la supuesta agresión que el presunto agresor habría sufrido tiempo atrás por parte de la víctima, de ahí la reyerta del pasado sábado. Los detenidos serán trasladados a la capital malagueña, donde está previsto que pasen a disposición judicial en cuanto los agentes finalicen las diligencias.

Los hechos ocurrieron junto a una sala de fiestas localizada en el polígono industrial San Luis. El Centro de Coordinación de Emergencias 112 Andalucía recibió un aviso sobre las 23:35 horas en el que se alertaba de la existencia de una persona herida por arma blanca, por lo que se movilizaron a la Policía Nacional, a la Policía Local y a los servicios sanitarios, cuyos médicos no pudieron hacer nada por la víctima. El Grupo de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación.

El delegado de Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, explicó este lunes que dos de los supuestos implicados en esa muerte habían contactado a través de su abogado con la Policía Nacional de Córdoba para informar de que se querían entregar y horas más tarde se han presentado en la comisaría por separado. Fernández detalló que se trató de una reyerta en la que un número superior de individuos se enfrentaron a otro y causaron la muerte de la víctima con una navaja y una botella rota.