Europeas

Pedro Sánchez: "El PSOE es el camino; gracias de corazón, os las damos Begoña y yo"

Acompañado por su mujer en el mitin del PSOE en Benalmádena, el presidente del Gobierno buscó un golpe de efecto y se alió con la ironía: "Ya sabéis que Feijóo no es presidente porque no quiere. Ahora quiere hacer una moción de censura con Abascal y Puigdemont y eso es como hacer un gazpacho con cebolla y ajos, están desesperados". 

Cristóbal G. Montilla

Cristóbal G. Montilla

Un día después de la citación judicial de Begoña Gómez, Pedro Sánchez buscó un golpe de efecto con la presencia de su mujer en el mitin que le aguardaba en tierras malagueñas. Inmerso en la recta final de la campaña de las elecciones europeas y sólo una jornada después de la publicación de otra carta, Sánchez intervino cuando los relojes ya habían atravesado las ocho y diez minutos de la tarde. Y allí, con el mar Mediterráneo a sus espaldas, el líder del PSOE dio la bienvenida a los socialistas con un grito izquierdoso, ya empleado en otra intervención anterior por Juan Espadas: "Bienvenidos, zurdos y zurdas". Y, a partir de ahí, se lanzó contra "los ataques de la internacional ultraderechista". "He sentido el compañerismo de la gran familia que es el PSOE: Gracias, de corazón, os lo agradecemos Begoña y yo; el camino socialista es el más duro y también el más justo", proclamó antes de incidir en que el camino del PSOE es "el que va a sacar adelante estos tres años la legislatura, pese a los ataques de la derecha de Feijóo y la ultraderecha de Abascal".

Y, en ese punto, celebró la presencia de la exministra socialista y exconsejera andaluza Magdalena Álvarez: "Ella también sufrió el ataque de la derecha y la ultraderecha muchos años".

Por momentos, para vaticinarle larga vida a su Gobierno se alió con la ironía: "Ya sabéis que Feijóo no es presidente porque no quiere. Ahora quiere hacer una moción de censura con Abascal y Puigdemont y eso es como hacer un gazpacho con cebolla y ajos, están desesperados". 

Igualmente, tuvo ataques para "Alvise, que desgraciadamente puede salir como parlamentario europeo" o "las maquinas del fango de Manos Limpias o Hazte Oír

"Quieren derribar a un gobierno feminista, hay que votar el domingo 9 de junio para que gane la política limpia y pierda la política sucia y de recortes de Feijóo y Abascal". 

Y. de vuelta al sarcasmo, proclamó que el ideólogo de Abascal y Feijóo se llama José María Aznar, que como todos sabemos es un hombre de paz". Lo dijo antes de reiterar que se siente orgulloso del reconocimiento del estado palestino. Aunque en el acto hubo una protesta paralela propalestina con carteles en los que se leía "PSOE cómplice".

Pedro Sánchez arropa a Teresa Ribera en el mitin del PSOE en Benalmádena

Pedro Sánchez arropa a Teresa Ribera en el mitin del PSOE en Benalmádena / Álex Zea

Elecciones europeas

Y, al referirse al 9J, Sánchez defendió que estos comicios continentales plantean "una pregunta clara". "Hay que responder si se está con Milei, Netanyahu, Aznar, Abascal o Feijóo o se está en el lado bueno de la historia". "Quién quiera paz y justicia social, aquí está el PSOE", afirmó.

También insistió en que no habrá adelanto electoral en las generales. "Necesitamos su tiempo para desplegar nuestras políticas". Eso, al menos , fue lo que añadió antes de volver a defender "lo importante que son las elecciones europeas".

"La respuesta social y antisocial proceden de la misma capital, Bruselas, y lo que decanta que vayamos a un lado y otro es el voto; quiero en Europa menos hombres de negro con sus motosierras y más progresistas como Teresa Ribera, Pepe Borrell y Nadia Calviño", resaltó antes de improvisar un "abrazo al pueblo argentino". 

Y, en ese punto, se rebeló contra una frase de Milei: "Dijo que la justicia social era una aberración, pero es una conquista y lo que es una aberración es lo que defiende la ultraderecha", apuntó el líder socialista con el deseo para el.domingo de "ganar de nuevo, como hicimos el 23 de julio"

"La maquina del fango se basa en bulos y la democracia se fundamenta en votos, vamos a ganar el domingo a la derecha de Feijóo y la ultraderecha de Abascal", enfatizó antes de emprender otro regreso a la ironía.

"Para meteorólogos no sirven Feijóo y Abascal, que llevan seis años diciendo que España se rompe y se hunde. Cómo se va a romper si Salvador Illa ha ganado las elecciones en Cataluña", recalcó con otro paréntesis dedicado a la.politica nacional antes de llegar al final de su discurso. Y ahí entró otra vez la coletilla del principio, la que anhela el electorado de otras formaciones de izquierdas: "Dice Teresa Ribera que este fin de semana tenemos un plan y allí estaremos todos los zurdos y zurdas votando al partido socialistas", concluyó Sánchez.

Pedro Sánchez arropa a Teresa Ribera en el mitin del PSOE en Benalmádena

Sánchez saluda a los asistentes al mitin del PSOE en Benalmádena / Álex Zea

Muestras de cariño

Antes de que Pedro Sánchez fuese el cuarto y último de los intervinientes en subir al escenario, se habían sucedido las muestras de cariño hacia él y a Begoña Gómez. Tanto por parte del público como de otros de los socialistas que también tomaron la palabra. Fue el caso del comisario europeo y candidato socialdemócrata Nicolas Schmit: "Pedro, estamos contigo, toda nuestra solidaridad para ti y Begoña", dijo antes de bajarse de la tarima y fundirse con Sánchez en un abrazo.

Y la candidata número 1 del PSOE para el 9J, Teresa Ribera, no pasó por alto "los ruidos, mentiras y engaños" que a su juicio están precediendo a la cita con las urnas del domingo. Incluso, Ribera alentó al público a corear los gritos guerracivilistas del 'no pasarán '. Y, luego, subió el volumen de la complicidad cuando arremetió contra "quienes no tienen principios sino fango y barro". "Querido Pedro, querido Begoña", añadió con un guiño espoleado por la rabiosa actualidad.