Europeas

Rajoy acusa al Gobierno de haber aparcado los «grandes consensos»

Participa en un acto electoral en Benalmádena, en el que remarca el carácter ilegal de la ley de amnistía, «lo peor» del Ejecutivo de Sánchez

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la presidenta del PP provincial de Málaga, Patricia Navarro; el alcalde de la ciudad, Juan Antonio Lara; y el presidente del PP local, Enrique Moya, en una acto electoral de cara a las elecciones europeas.

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la presidenta del PP provincial de Málaga, Patricia Navarro; el alcalde de la ciudad, Juan Antonio Lara; y el presidente del PP local, Enrique Moya, en una acto electoral de cara a las elecciones europeas. / L.O.

EP

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado a Pedro Sánchez y al Ejecutivo, al que se ha referido como "Gobierno Frankestein", de haber aparcado la política de los grandes consensos nacionales, a la vez que ha señalado que "sobre esto también se vota" y ha hecho un llamamiento a votar por el PP el 9J.

En este sentido se ha pronunciado en el transcurso de su intervención en un acto del Partido Popular de cara a las elecciones europeas del próximo domingo en la ciudad malagueña de Benalmádena en el que también ha intervenido la presidenta del PP provincial, Patricia Navarro, y el alcalde 'popular' del municipio, Juan Antonio Lara.

Rajoy ha realizado esta reflexión en el marco de una exposición en la que se ha referido al Gobierno de Sánchez en el que, ha dicho, "lo peor, y han ocurrido cosas, siete u ocho cada día en este momento, pues supongo que también están ocurriendo cosas, lo peor es la amnistía".

Así al respecto de esa ley ha incidido en que es ilegal "porque supone afirmar que quienes declararon la independencia, quienes pasaron por encima de las leyes y de la Constitución, quienes hicieron lo que les dio la gana sin respetar a nada ni a nadie, pues tenían razón porque ese delito desaparece".

Y en cuanto a la inmoralidad de la norma ha señalado que "la amnistía también supone que los jueces, los fiscales, la inmensa mayoría de los españoles y el gobierno que aplicó un artículo constitucional como era el 155 y los senadores que lo votaron en la segunda cámara no tenían razón y se habían equivocado".

Rajoy ha incidido en la ilegalidad de la ley de amnistía porque, en su opinión, "atenta contra un principio básico de nuestro texto constitucional y de cualquier texto constitucional democrático que es el principio de igualdad, porque ¿alguien puede explicar por qué unos españoles que son los que organizaron las trifulcas en Cataluña hace unos años van a ser amnistiados y el resto no?".

Y en segundo lugar, sobre su ilegalidad, ha dicho que no se está respetando la separación de poderes. "Con esto de la amnistía, ¿qué se está haciendo? Pues se está diciendo que un poder, el Legislativo, si consigue mayoría, puede liquidar las sentencias y las resoluciones de los jueces. Las que afectan al asunto de Cataluña y absolutamente cualquier decisión que cualquier juez en cualquier lugar de España puede adoptar. Esto es sin duda de lo más grave que hemos vivido en España", ha sentenciado.

A renglón seguido, Mariano Rajoy ha calificado como "última tontería" que se diga que la ley de amnistía "ha traído la concordia": "Esto es mentira. Esto lo que ha generado es una división y una polarización en la vida política española y entre españoles como no había ocurrido en muchos años en nuestro país".

Al respecto ha defendido que lo que sí tuvo el apoyo de la inmensa mayoría de los españoles y, además, fue útil, fue la aplicación del artículo 155. "Ni concordia ni narices, es mentira, la etapa de mayor división de nuestra historia, puro populismo, polarización y división como nunca. Todo con un origen en el Gobierno Frankestein y su principal promotor".

Respecto a Europa como espacio de paz ha recordado el tratado de Roma de 1957 "para que los europeos dejáramos de pelearnos"; y en cuanto a la UE como espacio de democracia ha dicho que esto "hoy está en juego en muchos países por los populismos que los hay de extrema derecha, de extrema izquierda, de extremo centro, de extremo nada. Y lo malo es que también son contagiosos".

Además, ha hecho hincapié en que en Europa se decide la política comercial, la política agraria común, el máximo de deuda pública, la política energética y la supervisión bancaria.

"Bueno, pues todo esto es muy importante. Pero la cuestión es, si votamos en los temas que nos importan... ¿habrá que votar también en un asunto que nos afecta tan directamente a nuestros intereses y a nuestra propia concepción de país? Queremos paz, queremos democracia, queremos que se respete el Estado de Derecho y no ver espectáculos como los que estamos viendo en los últimos tiempos en nuestro país", ha señalado.