Laboral

Vigilantes de seguridad de Málaga critican casos de retrasos en el pago de sus nóminas

El sindicato Alternativa Sindical, el único de España dedicado íntegramente a este sector, reclama a las administraciones que controlen las condiciones del servicio de algunas adjudicatarias

Visitantes en los Dólmenes de Antequera.

Visitantes en los Dólmenes de Antequera. / L. O.

José Vicente Rodríguez

José Vicente Rodríguez

El sindicato de vigilantes de seguridad Alternativa Sindical ha manifestado este viernes su "preocupación" por la situación laboral de este colectivo en la provincia de Málaga. La central sindical (la única de España centrada íntegramente en los vigilantes de seguridad) afirma que algunas empresas incurren en la "ilegalidad" en algunas cuestiones relativas al cumplimiento del mercado laboral.

El coordinador de Alternativa Sindical en Málaga, Cristóbal Soriano, cita el caso de ISC Seguridad, que tiene en la provincia a 13 trabajadores en dependencias de la Seguridad Social y nueve en los Dólmenes de Antequera.

"Dichos vigilantes, que prestan sus servicios de manera profesional han tenido retrasos en sus nóminas frecuentemente, cobrando los días 10, 15 o 20 de cada mes", apunta Soriano, que recuerda que tras las "numerosas denuncias" interpuestas por su sindicato antes la Inspección de Trabajo, esta anómala situación "parece que se ha normalizado".

En cualquier caso, Alternativa Sindical muestra también los problemas de los trabajadores para conciliar vida laboral y familiar o para asistir a los reconocimientos médicos, ya que "no se entregan" los cuadrantes horarios según estipula el marco laboral.

Soriano lamenta que las administraciones públicas contraten a empresas "que no cumplen el convenio" y que el criterio para adjudicar el servicio suela ser "la oferta más barata", algo cuyas consecuencias, a su juicio, terminan pagando los trabajadores que prestan el servicio.

"Queremos reivindicar que las administraciones, a la hora de sacar cada concurso, elijan a empresas solventes, para que no sean los compañeros los que pasen estas penurias", apunta a este periódico. Soriano cree que los retrasos en el pago de las nóminas deberían ser motivo, en caso reiterado, de una resolución del contrato con la empresa que comete estas infracciones.

Un colectivo de casi 3.000 personas

La central apunta también otros problemas laborales para el colectivo de vigilantes de seguridad. "Existen irregularidades en reconocimientos médicos, horas extras y formación por diversas empresas de seguridad que hoy en día prestan servicio en la administración tanto estatal como autonómica como local", señala. Alternativa Sindical, asegura, seguirá pendiente de que estás empresas "cumplan el convenio nacional de seguridad privada en toda su extensión".

El sindicato afirma que Málaga es la segunda provincia andaluza con más vigilantes de seguridad privada, calculando una cifra cercana a las 3.000 personas. Entre ellos, hay personas cobrando sueldos apenas algo por encima de la frontera del mileurismo.