Balance

Endesa asocia al cultivo de marihuana la mitad de la energía defraudada en Málaga

Los expedientes de fraude por marihuana se han incrementado, pasando de los 31 registrados en tan solo cuatro meses en 2023, a los actuales 51

Plantación de marihuana en la provincia de Málaga.

Plantación de marihuana en la provincia de Málaga. / L. O.

La compañía Endesa, a través de su filial de redes e-distribución, ha abierto en los primeros cuatro meses del año 884 expedientes de fraude en Málaga, lo que supone un fraude cada tres horas. Unas cifras que se han incrementado en un 10% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se registraron a finales del mes de abril 806 expedientes de fraude en la provincia.

La energía defraudada con estos fraudes se estima en 12,1 millones de kilovatios hora, equivalente al consumo energético de un total de 3.400 hogares, cifras similares al mismo periodo del año anterior.

El dato más relevante es sin duda la procedencia de esa energía defraudada, la mitad proviene de plantaciones de marihuana. Según los datos de los primeros cuatro meses de este 2024, de los 12,1 millones de KWh defraudados, 6,3 millones provienen de plantaciones de marihuana, una cifra que dobla la registrada en el mismo periodo de 2023 cuando se registraron 2,7 millones de KWh defraudados.

Los expedientes de fraude por marihuana también se han incrementado, pasando de los 31 registrados en tan solo cuatro meses el pasado año 2023, a los actuales 51, lo que supone tres expedientes abiertos a la semana por marihuana en la provincia de Málaga en los cuatro primeros meses del año.

Un problema de seguridad

Estas cifras ponen en evidencia el problema que supone para las redes eléctricas las plantaciones de marihuana en viviendas, ya que una plantación indoor puede llegar a consumir como 80 viviendas.

Esta práctica requiere sofisticados aparatos de ventilación e iluminación que funcionan las 24 horas de forma ilegal, con enganches realizados en las infraestructuras eléctricas de viviendas, edificios y en la propia red que se encuentra en la calle, lo que supone un grave riesgo para la seguridad de las personas, además del problema de falta de suministro que provoca la saturación de las redes que generan las plantaciones de marihuana.

Se estima que las plantaciones de marihuana consumen en España unos 2,2 TWh de electricidad, equivalente al consumo de una ciudad de cerca de un millón de habitantes en un año.

En algunas zonas, acaparan hasta el 80 por ciento del consumo eléctrico, por este motivo la compañía Endesa sigue reforzando las inspecciones que realiza para detectar la práctica del fraude y cuenta para ello con el apoyo de las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con quienes realiza intervenciones conjuntas para destapar casos de fraude vinculados a plantaciones de marihuana.