Narcotráfico

Zulos para cultivar marihuana y un túnel para trasladarla en Alhaurín de la Torre

Una operación de la Guardia Civil en el barrio de Viñagrande suma 11 detenidos y la intervención de 2.300 plantas, 20 gramos de hachís y dos kilos de marihuana en dosis

Desarticulan una banda que cultivaba y vendía marihuana en Alhaurín de la Torre

Miguel Ferrary

Once personas han sido detenidas por presuntamente cultivar marihuana en Alhaurín de la Torre y posteriormente venderla al menudeo. En los seis registros domiciliarios, la Guardia Civil ha intervenido 2.300 plantas, 20 gramos de hachís, dos kilos de marihuana en dosis, 44.000 euros en efectivo, varias armas prohibidas y un rifle.

La investigación se inició tras conocer los investigadores la existencia de un grupo de personas que podrían estar dedicándose a la venta de distintas sustancias estupefacientes en varias viviendas de la barriada alhaurina de Viñagrande, un hecho que los agentes constataron con un importante trasiego de personas que acudían a esos inmuebles y con el fuerte olor a marihuana procedente de los mismos.

Las pesquisas revelaron que, además de vender droga, los implicados tenían varios laboratorios indoor de marihuana situados en zulos construidos debajo de sus propias viviendas. La organización tenía distintas casas en la barriada y otros nuevos laboratorios a las afueras de la localidad.

Un túnel para trasladar la droga

La Guardia Civil ha informado de que dos de estas viviendas estaban conectadas entre sí por un túnel que los propios miembros del grupo criminal habían realizado para evitar la acción policial cuando trasladaban la droga. Una de estas casas era utilizada exclusivamente como punto de venta de todo tipo de sustancias. "Las plantaciones tenían una sofisticada instalación eléctrica. Habían realizado unos túneles que conectaban los zulos en los que tenían las plantaciones, con la acometida pública, siendo conectados directamente a la red eléctrica pública para defraudar gran cantidad de fluido eléctrico y evitar la existencia de registros que acreditaran su fraude", han explicado.

Las pesquisas permitieron identificar al encargado de la instalación y mantenimiento del sistema eléctrico y a todos los componentes de la red, entre los que había un menor de edad que realizaba tareas de elaboración y venta de la droga. A los detenidos se les imputan los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, desarticulándose dos puntos de venta de droga al menudeo y seis laboratorios indoor de cultivo de marihuana.