Narcotráfico

Cae un grupo criminal dedicado al transporte de drogas desde Málaga a Francia

Escondían la droga en dobles fondos de camiones, que ocultaban en una nave de Villanueva del Trabuco. Se ha intervenido 360 kilogramos de hachís, 23 de marihuana, 6.535 euros en efectivo y un juego de placas de matrícula robadas

Fardos de hachís y marihuana hallados en un doble fondo de un camión

L.O.

Javier Lerena

Javier Lerena

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Happy, ha desmantelado una organización criminal dedicada al transporte de droga por carretera desde Málaga a Francia. Han sido detenidas 8 personas y se han realizado 3 requisitorias judiciales por los delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas, según ha informado la Comandancia de Málaga en un comunicado. La red transportaba la droga a Francia en sofisticados dobles fondos de camiones que ocultaban en una nave industrial de Villanueva del Trabuco. En total, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Unidad Orgánica de la Guardia Civil ha aprehendido 360 kilogramos de hachís y 23 kilos de marihuana

La investigación se inició tras tener conocimiento la Benemérita de que una nave industrial de la localidad de Villanueva del Trabuco se estaba utilizando para el almacenaje de hachís y marihuana por parte de un grupo criminal.

Durante e lseguimiento, los agentes de la Guardia Civil pudieron comprobar que en la nave había un trasiego inusual de personas que entraban y salían. La llegada de un camión con matrícula extranjera, que salió escoltada por otros dos vehículos a modo de lanzaderas, confirmó las sospechas policiales, que decidieron seguir el camión. Poco después el camión fue interceptado y detenido, arrestando a los tres ocupantes del vehículo comercial tras hallar ocultos en el interior 10 fardos de hachís que arrojaron un peso aproximado de 360 kilogramos y otros 23 kilos de marihuana

Doble fondo de apertura electrónica

Para ocultar la droga, el grupo criminal utiliza un doble fondo de apertura electrónica con un sofisticado sistema de domótica "donde guardaban la droga de forma segura para no ser detectada y poder transportarla hasta Francia", detalla la Benemérita en la nota de prensa.

La investigación policial tras esta primera intervención permitió identificar al resto de miembros de este grupo criminal, compuesto por españoles, marroquíes y franceses de origen magrebí residentes en las provincias de Almería y Málaga, y en Francia. Con esta información se realizaron cinco registros en viviendas de Estepona, Roquetas de Mar y Almería capital, en los que fueron detenidos otros cuatro integrantes de la banda. Más tarde, se detuvo al octavo miembro de la banda en Tarifa (Cádiz).