Violencia de género

Las comunidades de vecinos, claves en la detección temprana de la violencia de género

La Junta lanza en julio una campaña de sensibilización para que llamen al teléfono de atención a las mujeres andaluzas si escuchan o presencian un caso de malos tratos en el edificio

Vivienda precintada por la Policía Nacional en Benalmádena, tras un asesinato machista en 2022.

Vivienda precintada por la Policía Nacional en Benalmádena, tras un asesinato machista en 2022. / EFE

Ana I. Montañez

Ana I. Montañez

Las comunidades de vecinos son un elemento clave en la detección temprana de los casos de violencia de género, ya que estos se producen principalmente en la privacidad del hogar. Por ello, es vital que los residentes estén concienciados y sepan cómo denunciar si escuchan o presencian una situación de malos tratos en su bloque de viviendas.

Con este objetivo, la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad y el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), han firmado un convenio con los colegios de administradores de fincas, con los que colaborarán en una campaña de sensibilización que arranca este julio.

La iniciativa pretende informar a las comunidades de propietarios sobre cómo actuar ante un posible caso de violencia de género y no titubeen en denunciar o, al menos, ponerlo en conocimiento del administrador de fincas, para que sea este el que intervenga.

En Andalucía, además del 016, una línea abierta a nivel nacional, está disponible el teléfono de atención a las mujeres andaluzas, el  900 200 999, que es un servicio gratuito, anónimo y confidencial operativo las 24 y los 365 días. En esta línea encontrarán asesoramiento por parte de personal técnico, que desviará la llamada al 112 en caso de tratarse de una emergencia.

Según los datos ofrecidos por la Junta, de todas las llamadas que recibió este teléfono en 2023 -se registraron 684 llamadas- solo el 6% son efectuadas por vecinos o vecinas de la víctima.

"Parece que una vez que cierra uno la puerta de su casa, todo queda en el ámbito privado de esa familia", ha lamentado la delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, minutos antes de presidir la Comisión provincial de seguimiento de violencia de género ."Eso es lo que nos ha hecho tomar conciencia de la gran posibilidad que tenemos de avanzar en esta batalla, apoyándonos en esos organismos que gestionan las comunidades de vecinos".

Esta campaña incluirá también una formación específica, voluntaria y online en materia de violencia de género para los miembros del cuerpo de Protección Civil, para reforzar la seguridad en eventos multitudinarios, fiestas, conciertos o ferias.

La intención de la Junta es contar con "mayor capacidad de respuesta" en estos espacios donde, según la delegada de la Junta, "hay una alta probabilidad, y los datos así lo atestiguan, de que se produzca este tipo de situaciones de conductas machistas, de abusos y también de malos tratos".

Tres víctimas mortales en Málaga

En lo que va de año, Málaga ha tenido que lamentar ya tres víctimas mortales de violencia de género. Eran Ana, Gracia y Bianca.

Ana, con 57 años, fue la primera víctima registrada este año en España. Fue asfixiada por su pareja -se suicidó después- en su vivienda de Torre del Mar, en Vélez-Málaga.

Gracia, vecina de Pizarra con 49 años, llevaba 10 años separada y había iniciado los trámites de divorcio cuando su expareja la mató pegándole un tiro en presencia de su hija de 16 años. Él se suicidó después.

Bianca era una turista norteamericana de 44 años que fue hallada sin vida en un apartamento de Málaga. Su muerte primero se investigó como un homicidio imprudente debido a una asfixia erótica pero el Gobierno acabó confirmándolo como delito de homicidio en el contexto de la violencia de género.