Tribunales

Condenado a diez años de prisión por intentar matar a su expareja en Málaga

Además se le prohíbe acercarse y comunicar con la víctima durante diez años por el delito de homicidio en grado de tentativa

Fachada principal de la Ciudad de la Justicia.

Fachada principal de la Ciudad de la Justicia. / ÁLEX ZEA

EFE

Un hombre ha sido condenado a diez años de prisión por intentar matar, hace dos años, a su expareja por estrangulamiento en Málaga cuando ella le comunicó que ya se había roto la relación sentimental y malos tratos en el ámbito familiar y amenazas cuando todavía estaban juntos.

Además se le prohíbe acercarse y comunicar con la víctima durante diez años por el delito de homicidio en grado de tentativa y a indemnizarla con 44.373 euros por las lesiones, secuelas y daño moral, según la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), a la que ha tenido acceso EFE.

Por el delito de malos tratos en el ámbito familiar y amenazas también se le impone la prohibición de comunicar con ella o acercarse a la expareja durante cuatro años por cada delito.

El procesado fue condenado en primera instancia por la Audiencia Provincial de Málaga pero recurrió con la pretensión de que le absolviera de dichas infracciones y solo se le condenara por un delito de lesiones, pero el TSJA ha desestimado el recurso y ha confirmado la sentencia.

El 20 febrero de 2022, la víctima ya había cortado con el acusado pero él le pidió quedarse en su nueva vivienda, a lo que ella accedió pero le advirtió que solo una semana. En la sentencia se considera probado que eso le sentó mal a él y sobre las 23.30 horas de ese mismo día, cuando ella regresó a la casa "con evidente ánimo de acabar con su vida" la agarró por el cuello con intención de asfixiarla hasta que la mujer perdió el conocimiento.

Cuando pensó que ya la había matado abandonó la vivienda y unas cinco horas mas tarde retornó al inmueble y se percató de que la víctima seguía viva, momento en que empezó a realizar una serie de llamadas a un familiar, un amigo y a servicio de emergencias 112 advirtiendo lo que había hecho.

En el relato de hechos también se señala que cuando todavía eran pareja la maltrató porque había hecho toples en la piscina comunitaria del edificio y, en otra ocasión por un sentimiento de celos debido a que mantenía amistad con un antiguo novio la amenazó.