Educación

Trabajadores y estudiantes de la UMA denuncian la falta de profesorado y planean movilizaciones

En una asamblea en las que han participado varios colectivos universitarios y sindicatos, se ha elaborado una radiografía de la actual situación de la institución en la que destacan la falta de docentes, desigualdades salariales y condiciones laborales "precarias"

La asamblea se ha llevado a cabo en la Facultad de Comunicación y Turismo de Málaga.

La asamblea se ha llevado a cabo en la Facultad de Comunicación y Turismo de Málaga. / La Opinión

Chaima Laghrissi

Chaima Laghrissi

"La situación es terrible, caótica", así definen los trabajadores de la Universidad de Málaga su situación actual. 

En una asamblea en las que han participado varios colectivos universitarios y sindicatos -SiAM, CCOO, UGT, Plataforma PSI-UMA, Colectivo Investigador de Málaga (CIMA), Sindicato de Estudiantes, Frente de Estudiantes, Colectivo de Limpiezas- se han reunido para tratar la situación de la institución malagueña. Todos ellos han hecho público un diagnóstico de las diferentes dificultades y carencias a la que se enfrentan día a día. 

El descontento viene derivado del recorte de presupuesto y falta de financiación que atraviesa la Universidad de Málaga (UMA). Si bien el pasado año el presupuesto de la UMA ascendió a 326,25 millones de euros, la prórroga de las cuentas modifica el importe global hasta los 312,10 millones de euros, de manera que se ordena un ajuste de 14,15 millones.

14 millones menos que "han estrangulado" aún más una situación que ya se daba desde hace unos años, en la que tanto personal y estudiantes de esta institución pública venían denunciando su hartazgo por falta de personal y material. 

Este año la universidad malagueña cuenta con 14 millones de euros menos en su presupuesto en comparación con el de 2023

Rocío representa al Colectivo de Limpiezas, una organización que lleva meses con movilizaciones: "No respetan los acuerdos y vulneran nuestros derechos. Nos deben dinero, algo que no entendemos, ya que al ser una empresa externa ese dinero ya está pagado", apunta.

Los recortes han traído consigo una reestructuración del 60% el personal del Centro de Idiomas de la Fundación General de la Universidad de Málaga; además de una suspensión de idiomas como el alemán, italiano o coreano: "También se han suprimido los cursos de verano", afirma Steicy portavoz del centro. 

Los recortes no solo afectan a profesores y personal de la UMA sino también a los estudiantes, que denuncian escasez de material: "Se ha reducido en un 80% materiales de papelería y faltan también sustancias químicas. Además del modelo de prácticas en el que el alumnado sirve de manera gratuita a las empresas", critica Fausto del Frente de Estudiantes.

La falta de material se hace notar en el departamento de investigadores de la UMA, que denuncian "su hartazgo" y "maltrato histórico" de su unidad. 

Miguel del CIMA también manifiesta condiciones laborales "precarias": "Los salarios están estancados y en algunos casos no superan el SMI; por lo que no podemos vivir en una ciudad como Málaga. A pesar de ser empleados públicos, nos retrasan o no pagan los trienios. El personal investigador no está amparado. Esto nos deja en situación de desamparo  Exigimos un convenio a capítulo VI; ya está bien de que la UMA nos ningunee; mientras presume de excelencia y nosotros sin poder vivir en nuestra ciudad", reclama. 

"La situación es gravísima", confiesan los colectivos

Por su parte, desde Cristina en representación de la Plataforma PSI-UM pide que las nóminas del profesorado sustituto interino sea igual que la del que no lo es: "Cobramos un 30% menos que las plazas que cubrimos. No se crean nuevas plazas, hay una gran carga para los PSI; algo que ya afecta a la salud mental del profesorado".

Movilizaciones

Tras exponer sus denuncias y quejas, estos colectivos universitarios plantean llevar a cabo movilizaciones para "ser escuchados". No descartan los paros parciales y concentraciones: Asimismo, demandas de transparencia, coordinación de iniciativas por centros y articulación de canales de comunicación para movilizar a la comunidad universitaria. 

Respuesta de la UMA

Ante esta situación, el vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado, Bartolomé Andreo, asegura que para este curso 2024/2025 se ha llevado a cabo un plan de ordenación, en el que "se han llegado a acuerdos". Uno de ellos es el Plan de Ordenación Docente (POE) que contempla una serie de medidas, "para impartir una docencia con la adecuada calidad".

Para ello, Andreo asegura que las plazas de ayudante doctor se verán reforzadas con alrededor una veintena de plazas: "No podemos seguir incrementando el número de plazas, porque es inasumible". 

Y añade que el POE "estuvo sometido a participación pública para aportaciones. Eso es algo que no se ha hecho nunca".