Economía

Las enormes posibilidades de la realidad socioeconómica malagueña, a debate en la VII edición de Marca Málaga

El evento organizado por Prensa Ibérica y La Opinión de Málaga en la Casa Diocesana sirvió para que expertos analizaran la reciente transformación del tejido productivo de Málaga y provincia y miraran a un futuro a corto plazo que se presume brillante y próspero

La Opinión de Málaga y Prensa Ibérica organizaron en la tarde de hoy jueves en la Casa Diocesana de Málaga la séptima edición del evento Marca Málaga, una jornada dedicada al análisis en profundidad y la discusión de las nuevas realidades y futuras potencialidades del tejido productivo malagueño, en un periodo protagonizado desde hace ya unos años por el despegue de la capital de la Costa del Sol como polo de atracción de empresas tecnológicas y de última generación. Nuestro periódico publicará el próximo domingo 30 de junio un completo suplemento con toda la información del evento, el ránking de las cien principales empresas de la provincia y el análisis más exhaustivo de la nueva realidad que afronta Málaga y provincia desde el punto de vista socioeconómico con presencia en las páginas del suplemento de buena parte del tejido empresarial malagueño.

El evento, patrocinado por Ayuntamiento de Málaga y Diputación Provincial y con la colaboración de Internalia Group, OPPLUS e Innventuur contó con la ponencia principal de Gonzalo Bernardos Domínguez, Profesor del Instituto de Barcelona de Estudios Internacionales (IBEI) y director del Master de Asesoría y Consultoría Inmobiliaria de la Universidad de Barcelona, y una mesa redonda, “El éxito de Málaga: retos y oportunidades” en la que participaron José Antonio Vargas, director área de servicio grupo y miembro de comité de dirección OPPLUS, Francisco Espinosa, CEO de Innventuur y presidente de Uppery Club, y Francisco Orellana, CEO de Internalia GROUP. Ana Montañez, periodista de La Opinión, fue la conductora del evento.

José Ramón Mendaza, director de La Opinión de Málaga, fue el primero en intervenir en la jornada para comentar que Málaga lidera desde hace veinticinco años el crecimiento de la comunidad andaluza y concentra regularmente la cifra más alta de empresas, la mayoría de ellas pymes. “Se ha ganado el título de motor económico de Andalucía”, señaló. El director de nuestro periódico indicó que Málaga es un referente al que miran otras urbes y que apuesta firmemente desde hace años por tres vectores clave: “la cultura, el turismo y la tecnología” y que en los últimos años hemos visto “cómo reputadas firmas tecnológicas han anunciado la creación de nuevos centros especializados o el refuerzo de los que ya tienen aquí”.

La Casa Diocesana de acogió la VII edición de Marca Málaga, organizado por Prensa Ibérica y La Opinión.

José Ramón Mendaza, durante su intervención. / Álex Zea

A pesar del magnífico presente, Mendaza señalo tres factores que amenazan con adormecer el crecimiento de la capital de la Costa del Sol si no se corrigen: “La tremenda escalada de precios de la vivienda; la preocupante situación de la sequía y la necesidad de infraestructuras de transporte que ayuden a permeabilizar y homogeneizar económicamente el territorio de la provincia”, afirmó.

Gonzalo Bernardos Domínguez, Profesor del Instituto de Barcelona de Estudios Internacionales (IBEI) y director del Master de Asesoría y Consultoría Inmobiliaria de la Universidad de Barcelona disertó sobre el potencial económico de Málaga.

La Casa Diocesana de acogió la VII edición de Marca Málaga, organizado por Prensa Ibérica y La Opinión.

El evento se celebró en la Casa Diocesana. / Álex Zea

Para Bernardos el consenso social es muy importante y en Málaga se ha trabajado con perspectiva para “desarrollar y potenciar el turismo, dotar a la ciudad de un marcado carácter cultural y la captación del llamado progreso tecnológico que han sido muy importantes”, comentó.

“El futuro pasa -para el conferenciante- por una serie de claves: como la importancia de atraer a Málaga grandes multinacionales y grandes empresas de sectores tan pujantes como el automovilístico o el farmacéutico. Para ello, Bernardos señaló que “hacen falta terrenos muy bien situados, que se concedan subvenciones (hay disponibles 163.000 millones de euros de fondos Next Generation), que haya dinero de los bancos para dar créditos a esas empresas y por, último, mano de obra cualificada, Teniendo esto, la fisonomía de la ciudad cambiará radicalmente. Málaga opta y en estos momentos rivaliza con Madrid; Barcelona está fuera ya de esta Liga” señaló el conferenciante.

Bernardo siguió dando su receta para que Málaga diera el salto de calidad: “Hay que apostar por potenciar aún más el turismo cultural y tener una apuesta decidida por captar universidades internacionales, sobre todo universidades americanas, para captar estudiantes de todo el mundo y a sus familias y crear el llamado clúster universitario; al igual que tener un hospital internacional porque la población envejece y va a necesitar cuidados y convalecencia”, remarcó

Bernardos vaticinó la “tremenda importancia” que van a adquirir ciudades situadas a menos de 50 kilómetros de la capital (Alhaurín, Rincón, etc...) y ahí el tren litoral y el servicio de cercanías son aspectos a tener muy en cuenta y servicios a mejorar. Y finalizó indicando que “el mundo habla de Málaga y yo sin duda, apostaría por ustedes”.

Las intervenciones institucionales corrieron a cargo de Kika Caracuel, vicepresidenta cuarta de la diputación malagueña y Mª Rosa Morales, Delegada Territorial de Fomento de la Junta de Andalucía. Caracuel dijo que Málaga vive una situación de esplendor gracias al “impulso de las administraciones, al trabajo de empresarios y emprendedores junto al de las entidades privadas y los medios de comunicación” que ha hecho de la capital de la Costa del Sol sea el motor económico y tecnológico del sur de España. Para la representante de la Diputación, el Mediterráneo andaluz “es la gran oportunidad de España”, y señaló que hay que “crecer de forma responsable y sostenible, defendiendo el turismo y afrontando de forma efectiva problemas como la sequía, la vivienda y las comunicaciones”, remarcó.

Por su parte, Morales comentó que “Málaga ha cambiado mucho, al igual que Andalucía, gracias a las medidas adoptadas por el gobierno autonómico para facilitar y atraer lainversiónn”. La delegada de Fomento aprovechó para reivindicar el tren litoral “que vertebrará la movilidad en toda la provincia y la vertebración del interior” y significó que el gobierno andaluz “siempre estará al lado de todos los sectores productivos” y se felicitó por las medidas contra la sequía que se habían adaptado para paliar la insuficiencia de recursos hídricos.

Un momento de la mesa redonda de Marca Málaga.

Un momento de la mesa redonda de Marca Málaga. / ALEX ZEA

Mesa redonda

Tras la ponencia económica tuvo lugar una mesa redonda en la que intervinieron José Antonio Vargas, director del Área de servicio grupo y miembro de comité de dirección de OPPLUS, Francisco Espinosa, CEO de Innventuur y presidente de Uppery Club y Francisco Orellana, CEO de Internalia GROUP, empresa ubicada en Málaga TechPark, en Bic Euronova.

Los participantes coincidieron en señalar que Málaga vive un momento impresionante y que se está creando un ecosistema tecnológico pero que hace falta cerrar el círculo y captar más inversión de cara al futuro para profesionalizar muchos más proyectos.

El entorno de Málaga, para los ponentes, atrae a miles de trabajadores cada día que vienen a la capital de la Costa del Sol atraídos por el gran trabajo público-privado que se ha venido haciendo durante las dos últimas décadas.

El reto de la vivienda y la mejora del transporte; el posicionamiento de Málaga como líder en muchos sectores, el mantenimiento del ritmo de crecimiento de la ciudad, la retención del talento y la agilización de trámites con la administración son los retos a superar por los miembros de la mesa para que Málaga siga creciendo.

La Casa Diocesana de acogió la VII edición de Marca Málaga, organizado por Prensa Ibérica y La Opinión.

Francisco de la Torre, durante su intervención. / Álex Zea

"El Silicon Valley andaluz"

Clausuró el acto Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, quien comentó que el éxito de Málaga viene por la colaboración público-privada emprendida desde hace años. De la Torre destacó también la “excelencia y calidad” del trabajo emprendido por la ciudad. El alcalde lamentó las escasas competencias que tiene la administración local para poder acometer determinadas acciones en sectores “muy importantes” como la educación “para ser más competitivos en un futuro”.

De la Torre dijo que la educación es “la clave” para poner los cimientos de una futura competitividad y significó la importancia de atraer estudiantes en universidades en un futuro a corto plazo para generar talento y más profesionales. Por último, lamentó la “falta de colaboración de otras administraciones”, que ralentizan los diferentes proyectos que “son progreso”.

De la Torre admitió que todavía quedan “muchos desafíos” y que trabajarán con lealtad para lograr los objetivos marcados para hacer de Málaga un lugar aún más próspero “porque estoy convencido de que puede ser el Silicon Valley español. Un lugar con valor añadido”, dijo.