Obras

El Ayuntamiento inicia la modernización y revitalización del Mercado Municipal de Bailén

 Tras la reforma, contará con 93 puestos, además de un par de islas centrales

Previsualización de la futura reforma en el Mercado Bailén

Previsualización de la futura reforma en el Mercado Bailén / L. O.

La Opinión

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Comercio, Vía Pública y Fomento de la Actividad Empresarial, tiene previsto iniciar esta próxima semana la modernización y revitalización del Mercado Municipal de Bailén, un proyecto de ciudad que supondrá más de 2,5 millones de euros.

Esta actuación, que "da respuesta" a la petición de los comerciantes de este mercado y se enmarca en el programa de Gobierno municipal, comprende las obras de reforma necesarias para la modernización y adaptación funcional del mercado para homogeneizar su imagen exterior e interior, con una distribución adecuada de los puestos que revitalice el funcionamiento de este equipamiento y se crean nuevos espacios y nuevos itinerarios de uso, según ha explicado el Consistorio en una nota.

Los trabajos han sido adjudicados a la UTE conformada por Actua Infraestructuras, S.L. y Herysan 2007, S.L., por un importe de 2.595.129,10 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 18 meses, que comenzará esta semana con los trabajos pertinentes de acopio de material y maquinaria, detalla el Ayuntamiento.

¿Cómo quedará el mercado de Bailén?

El Mercado Municipal de Bailén tiene una superficie construida de alrededor de 4.600 metros cuadrados y más de 3.000 m2 de superficie útil. Tras la reforma, contará con 93 puestos, además de un par de islas centrales. Con esta distribución se mejora el uso del equipamiento ofreciendo espacios "más amplios" para albergar actividades de carácter temporal y se "dinamiza" el mercado, "siendo acorde los puestos a la demanda comercial actual".

El Ayuntamiento ha explicado que la reforma del interior del mercado consiste en la redistribución de los espacios para mejorar el comercio, con la creación de nuevas circulaciones y nuevas zonas de relación social, de forma que "se actualiza la manera de comprar del cliente actual", que "demanda nuevos espacios de relación y otros usos compatibles con el comercio tradicional".

Previsualización de la futura reforma en el Mercado de Bailén

Previsualización de la futura reforma en el Mercado Bailén / L. O.

Así, se ha estudiado la manera de atraer al cliente, señala el Consistorio, haciendo las fachadas y el espacio interior "más atractivos", reagrupando los puestos de manera que se puedan liberar nuevas circulaciones y espacios de restauración que atraigan al cliente "no solo para comprar, sino para estar y hacer partícipe al barrio del espacio del mercado como un enclave más de esparcimiento y de relación social".

En concreto, se crearán dos espacios abiertos a modo de plaza, cercanos a las entradas por plaza de Bailén y calle Natalia, dotándolos de un área de restauración. De ellos, uno será un "gran espacio diáfano" donde se desarrolla el área de restauración (con dos quioscos), con una superficie de 280 metros cuadrados. El otro espacio "diáfano" se dispondrá para diferentes actividades del mercado y del barrio, lo que impulsa espacios para la realización de actividades de promoción comercial u otros usos alternativos (celebración de eventos, promoción de productos, entre otras), de forma que se crean también zonas de relación social entre el vecindario. Según el Consistorio, el objetivo es que el mercado funcione como punto de encuentro del barrio y se cree un flujo de usuarios que favorezca la actividad comercial.

Asimismo, se abrirán ventanales en la fachada principal para dar luz natural al interior del mercado y permitir vistas hacia la calle desde el interior, lo que "facilita la interacción", tanto funcional como visual, entre el barrio y el mercado. Las fachadas se reformarán y modernizarán con un nuevo aplacado y una segunda piel de chapa perforada, a modo de celosía.

También se abrirán nuevos pasillos para facilitar el tránsito de los clientes y la visibilidad de los puestos, permitiendo la disposición en esquina de muchos puestos para mejorar la superficie de venta.

Como resultado de las obras, se reubican los puestos actualmente ocupados, pero dispersos, a ubicaciones vacantes concentrándolos en dos zonas, ha explicado el Ayuntamiento.

Por último, los núcleos de aseos se reformarán por completo, tanto en su distribución, acceso y superficie, haciéndolos más accesibles para facilitar el uso para personas con movilidad reducida.

Ejecución por fases

Se ha diseñado un plan de ejecución por fases para poder mantener la actividad comercial del mercado durante las obras, plan que se ha "puesto en común" con los adjudicatarios de los puestos. Así, se han establecido seis fases de intervención, según el Consistorio. En la primera de ellas, que comprende las pertinentes actuaciones de demolición, se van a ubicar medidas de aislamiento en los entornos donde se realicen para paliar los efectos que pudieran tener las obras.

Por otro lado, los puestos se irán trasladando de forma progresiva conforme se vayan habilitando las nuevas ubicaciones; si bien, algunos de ellos irán primero a puestos provisionales desocupados mientras se desarrolla la obra del puesto definitivo asignado.

Durante los meses de julio y agosto, en base al convenio de la construcción, los trabajos se realizarán en horario de mañana; si bien, a partir de septiembre, las obras se llevarán a cabo tanto en horario de mañana como de tarde, de forma que los trabajos que pudieran suponer mayores molestias se realicen por la tarde, ya que el mercado permanece cerrado en dicha franja.