Turismo

Málaga tiene cinco veces más plazas en viviendas turísticas que en hoteles

Málaga capital ha duplicado en cinco años el número de alojamientos de alquiler vacacional, que superan ya los 12.000 frente a los 90 hoteles registrados

Cajetines de pisos turísticos en el Centro de Málaga.

Cajetines de pisos turísticos en el Centro de Málaga. / Álex Zea

Ana I. Montañez

Ana I. Montañez

El déficit de vivienda asequible en Málaga se ha consolidado en las últimas dos semanas, y a rebufo de la manifestación del 29J, como el principal problema al que las administraciones públicas deben hacer frente ante un creciente hartazgo ciudadano, que también señala con el dedo a los procesos de turistificación y gentrificación que vive la ciudad.

Con este panorama, las viviendas turísticas se han colocado en el centro del debate, considerándose uno de los factores que están contribuyendo a la subida de los precios del metro cuadrado y a la poca oferta.

Una tesis que ha defendido esta misma semana el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que opinó que es «evidente» que los pisos turísticos «desvían» viviendas que estaban en alquiler de larga duración hacia el vacacional, ayudando a que se incrementen los precios. «Habrá más factores, pero este es uno de ellos, a la hora de la situación de precios altos aquí y en otras zonas de España».

Al respecto, la patronal de estos alojamientos, la Asociación de Profesionales de Viviendas y Apartamentos Turísticos de Andalucía (AVVAPRO), siempre ha alegado los efectos de la vivienda vacía en Málaga así como la falta de seguridad jurídica que, aseguran, mueve a los empresarios a optar por un alquiler vacacional para evitar una okupación, como declaró su presidente Carlos Pérez-Lanzac en la celebración del Congreso Vitur Summit 2024.

Ante este abanico diverso de análisis sobre los efectos de la vivienda turística y sus dimensiones en el parque de vivienda malagueño, es conveniente echar un vistazo a los datos oficiales disponibles para establecer una radiografía real.

En el caso de las viviendas turísticas, tomando como fuente la aplicación de Big Data de Turismo Costa del Sol de la Diputación de Málaga, que emplea datos de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía, en la capital hay registradas 12.411 viviendas con fines turísticos -un dato que el Ayuntamiento de Málaga rebaja a unas 8.000 al estimar que hay propietarios que registran la vivienda como tal pero no las llegan a poner en servicio-, lo que supone un total de 64.710 plazas ofertadas, esto es, el 73,3% de la cuota de plazas ofertadas contando con los hoteles, alojamientos turísticos, hostales y pensiones o alojamientos rurales.

En cuanto a la planta hotelera, la capital dispone de 90 hoteles que ofrecen 11.918 camas -la cuota de plazas es del 13,5% del total de la oferta en la capital- por lo que si se compara con las viviendas turísticas, se concluye que por cada cama hotelera hay 5,4 plazas en viviendas turísticas.

El hotel H10 Croma, el hotel de Moneo, en imágenes

Uno de los hoteles ubicados en el centro de Málaga. / Álex Zea

Por otro lado, hay que atender tanto a la evolución de las viviendas turísticas así como a su peso en todo el parque residencial de la capital, que dispone de 261.857 viviendas según el último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE), que data de 2021.

Por tanto, las viviendas turísticas suponen actualmente, con los datos más recientes, el 4,7% del parque de viviendas de la capital. En este punto, conviene examinar también el volumen de viviendas vacías, que alcanzan las 16.638 deshabitadas según los datos del INE, lo que supone el 6,4% del parque residencial.

Por vivienda vacía se entiende, según la metodología del INE, cuando «no es la residencia habitual de ninguna persona ni es utilizada de forma estacional, periódica o esporádica por nadie».

Llama la atención que si se suma el volumen de viviendas vacías y las que están destinadas al alquiler vacacional, se concluye que en la capital de la Costa del Sol hay casi 30.000 viviendas que no están disponibles en el mercado residencial.

Un dato que contrasta con el reciente informe «Acceso a la vivienda: Objetivo Andalucía» elaborado por la promotora Cumia que, como ya publicó este periódico, refleja que la capital malagueña requeriría que en los próximos 20 años se construyan 9.677 viviendas nuevas destinadas al alquiler asequible -desarrollándolas a un ritmo de 484 viviendas al año- para destensar el mercado, para lo que se necesitaría una inversión de 202 millones de euros.

Archivo - Anuncios de viviendas en venta en una inmobiliaria.

Anuncios de viviendas en venta en una inmobiliaria. / Europa Press

Duplicadas en cinco años

Con respecto a su evolución, en los últimos cinco años la presencia de la vivienda turística se ha duplicado en Málaga, pasando de tener 6.078 alojamientos y 31.067 plazas en 2019, año previo a la pandemia, a los 12.411 alojamientos y las 64.710 plazas actuales ya mencionadas.

En ese mismo período de tiempo, los hoteles han crecido un 15% en los alojamientos -en 2019 había 78- y en un 20% las plazas hoteleras -hace cinco años eran 9.924 plazas-.

Suscríbete para seguir leyendo