Turismo

United Airlines aumenta en un 280% la oferta de la línea Málaga-Nueva York

La compañía adelantó un mes el inicio de la temporada de operatividad de la conexión con Estados Unidos, con más de 51.000 asientos previstos

Llegada del primer vuelo de United Airlines a Málaga procedente de Nueva York el pasado junio.

Llegada del primer vuelo de United Airlines a Málaga procedente de Nueva York el pasado junio. / Álex Zea

Ana I. Montañez

Ana I. Montañez

El verano pasado, Málaga dio un paso importantísimo para hacerse hueco en el mercado turístico americano con la puesta en marcha de la conexión directa con Nueva York que opera United Airlines.

Esta línea, que conecta el Aeropuerto de la Costa del Sol con el Aeropuerto Internacional Newark Liberty, ubicado a 23 kilómetros de Manhattan, arrancó con tres frecuencias semanales entre junio y septiembre.

La gran acogida que tuvo tanto en el mercado español como norteamericano supuso que la compañía optase por ampliar la oferta, ampliando la temporada, que arrancó el pasado 4 de mayo, además, con una frecuencia diaria.

Así, hasta el 25 de septiembre, United opera todos los días un vuelo que parte a las 17.55 desde Newark para llegar a Málaga a las 7.35 horas, mientras que desde la capital malagueña despega a las 9:35 para aterrizar a las 12.10 horas en Estados Unidos.

Como explica a este periódico el jefe de Ventas de United Airlines en España, Antonio de Toro, estos cambios suponen un aumento del 280% en la oferta que ofrece la aerolínea para esta línea, pasando de poner a disposición de los viajeros 18.300 asientos -distribuidos entre la ida y la vuelta- para superar los 51.000 asientos en este vuelo, que cruza el charco en unas nueve horas.

«Cuando nosotros aumentamos de tal manera la frecuencia y la oferta en un mercado como es este caso significa que la línea es rentable», explica De Toro, responsable del buen funcionamiento de los nueve vuelos que opera United Airlines en España. «La acogida que ha habido en el mercado, tanto de Estados Unidos para Málaga, como de Málaga para Estados Unidos es espectacular».

Parte de esta buena evolución radica, tal y como expone este profesional, en la labor de promoción de Málaga como destino en Estados Unidos para captar al turista norteamericano, caracterizado por contar con un mayor poder adquisitivo y una estancia media más larga.

«Hay una labor también de educación para el mercado americano. Hay mucha gente que le puede sonar, pero no sabe ni dónde está Málaga. Entonces se ha hecho un trabajo muy importante de promoción allí. Fruto de todo este buen trabajo es este incremento tan grande de oferta que estamos poniendo en el mercado».

Ampliar la oferta

De hecho, De Toro no cierra la puerta a seguir ampliando la capacidad de esta conexión, para lo que se podrían estudiar diversas fórmulas, como establecer una doble frecuencia diaria, ampliar la temporada de operatividad o escoger otro tipo de avión con mayor capacidad.

Por ahora, el aparato que recorre este itinerario es un Boeing 757-200. Un avión que cuenta con con un total de 176 asientos: 16 asiento-cama en United PolarisSM y 160 asientos en clase económica, incluidos 42 asientos Economy PlusSM con espacio adicional para las piernas, así como un mayor espacio personal.

Otra opción que no se descarta a futuro es estudiar otras conexiones entre Málaga y otras ciudades americanas, como podrían ser Washington, Chicago, San Francisco, Los Ángeles, Houston o Denver, que son los siete «hubs» en los que está presente United Airlines.

«Si este vuelo se consolida y tenemos los aparatos y la tripulación para hacerlo, no me extrañaría que en un futuro nuestros compañeros de planificación vieran la posibilidad, no solamente de incrementar la temporalidad, sino de añadir otros vuelos».

Perfil del viajero

En cuanto al perfil del viajero que escoge esta conexión, del lado norteamericano suele ser un ciudadano «muy viajado», indica Antonio de Toro, que se ha movido mucho por Estados Unidos y ya ha visitado otros destinos europeos.

«Busca experiencias nuevas, un destino nuevo, atractivo, seguro, donde hay una gastronomía fantástica, donde hay un tiempo muy bueno garantizado y por la cercanía que puede tener con Sevilla, Córdoba o con Granada, que son otros puntos importantes de Andalucía».

En el caso del viajero español, al ser época estival suele volar con motivo de las vacaciones, teniendo en cuenta que Nueva York es el punto de entrada pero permite conectar con otros destinos del país.

Además, la línea tiene también un cliente «business» que escoge esta línea para abordar asuntos laborales.

Suscríbete para seguir leyendo