Salud

Málaga reduce la demora sanitaria pero suben los pacientes pendientes de operarse

La media de espera en intervenciones quirúrgicas es de 137 días, mientras que la de consultas externas es de 115 días

Neurología es la especialidad con más demora en el Clínico, con 244 días de media, y cirugía ortopédica y traumatología la del Regional, con 159 días

Profesionales sanitarios en un quirófano del Hospital Regional.

Profesionales sanitarios en un quirófano del Hospital Regional. / L.O.

Virginia Guzmán

Virginia Guzmán

La Junta de Andalucía ha hecho públicos este martes los datos sobre listas de espera en Málaga a junio de 2024 y el SAS ha conseguido reducir los días de espera de los pacientes para ser atendidos tanto en consultas externas como en intervenciones quirúrgicas en este último medio año, si bien se ha registrado un incremento en el número de personas que están pendiente de una operación en la provincia con respecto a diciembre de 2023. Así, a 28 de junio, en Málaga eran 33.975 los pacientes inscritos en la lista de espera quirúrgica, 2.000 más que medio año antes (+6,26%). La demora media, por contra, sí se ha reducido, con una media de espera de 137 días, que suponen 23 días menos que a final de 2023. Y también se ha logrado rebajar la lista de espera de pacientes que habían sobrepasado los 365 días de espera, que se sitúan en 3.928 tras haberse reducido la lista en más de un millar de personas.

En cuanto a las listas de espera en consultas externas, Málaga es la provincia andaluza con más pacientes inscritos, con 200.666, si bien en este último medio año esa lista se ha reducido en un 8,73%, es decir, en 19.189 personas, el descenso más alto de la comunidad. En cuanto a los pacientes que están por encima de los 60 días (107.647) son a 28 de junio de este año un 19,34% menos, con una demora media de 115 días, 17 días menos que en el semestre anterior.

Las estadísticas publicadas ayer por el SAS indican asimismo que, dentro del plan de garantía sanitaria, la demora media en la provincia es de 79 días, la más baja de todas las provincias, que son 19 días menos que en diciembre, con 19.238 pacientes inscritos a finales de junio. Entre enero y junio de este ejercicio, en Málaga se han realizado 40.381 cirugías, según los datos de la Consejería de Salud, lo que implica un aumento del 4,74% respecto a las cifras del mismo periodo de 2023.

En los dos principales hospitales de la provincia, el Regional y el Clínico, han aumentado en estos últimos seis meses los pacientes pendientes de intervención quirúrgica. En el Hospital Regional, son 11.849 las personas en lista de espera en las 20 especialidades más frecuentes frente a las 11.640 de diciembre de 2023. Sí se reduce en este centro la demora media, que pasa de 239 días a 208 días. En el Clínico, por su parte, son 9.444 pacientes frente a los 7.847 de hace medio año, con una caída también en la demora media, que pasa de 96 días a 92.

Respecto a las consultas externas, ambos hospitales reducen el número de personas en lista de espera. En el Regional son 63.132 pacientes, con la mitad con una demora superior a 60 días. El plazo medio en este centro es de 97 días, con cirugía ortopédica y traumatología como la especialidad con más pacientes en espera, con 11.525, y la mayor demora, que alcanza los 159 días, seguida de Otorrinolaringología, que tiene una demora de 146 días.

Alta demora en Neurología

En el caso del Clínico, son 55.729 personas las que están en la lista de espera para una especialidad de consultas externas, con una demora media de119 días (en diciembre pasado esa espera era de 136 días). Especialmente llamativa resulta la demora media en Neurología, la más alta del centro, con 244 días (272 hace medio año) y más de 9.400 pacientes a la espera de ser llamados. En el caso de esta especialidad, los propios sindicatos y profesionales sanitarios ya vienen advirtiendo del déficit de neurólogos que tiene el hospital malagueño. Oftalmología tiene una lista de espera de 10.555 personas y una media de demora de 88 días y cirugía ortopédica, casi 5.000 pacientes y 85 días de espera.

A nivel andaluz, la Junta ha informado de que se ha logrado reducir en un 20,93% el número de andaluces que esperan una cirugía fuera de plazo. De este modo, si en diciembre de 2023 había 53.014 pacientes en lista de espera fuera de plazo, actualmente hay 41.920 (11.094 menos). Asimismo, se reduce el número de pacientes que esperan dentro de los plazos garantizados. De los 142.507 en diciembre de 2023 a los 138.298 actuales. Esto es, 4.209 menos, que supone un 2,95% menos. Igualmente, se ha reducido la demora media dentro de los procedimientos garantizados, pasando de los 150 días en diciembre, a los 139 de hoy (7,3% menos).

En el periodo de enero a junio de 2024, se ha operado a 215.865 andaluces, un 8% más que el mismo periodo del año pasado, que se traduce en 16.126 personas más. Con un crecimiento de la actividad extraordinaria de casi un 260%, respecto al mismo periodo de 2023. A través de las horas extra, se han operado a 13.242 personas más.

En la comparativa de enero a mayo de los años 2018 y 2024, el aumento de cirugías realizadas ha sido del 17%: de las 178.092 hace seis años a las 204.147 en 2024. En cuanto a consultas externas, el incremento ha sido del 20,4%, de las 5.694.209 realizadas en 2018 a las 6.856.708 en 2024. En relación con las pruebas diagnósticas, el aumento ha sido del 5,4%, de las 4.884.613 pruebas hechas en 2018 en ese periodo a las 5.148.312 en las mismas fechas de 2024.

En relación con las cifras globales de listas de espera quirúrgica, a fecha de 28 de junio de 2024 había un total de 215.275 andaluces en lista de espera quirúrgica. Estos son, casi 1.500 menos que en diciembre de 2023. Un 0,7% menos. Además, se reduce la demora media en 6 días, de los 179 en diciembre a los 173 actuales, y 35 días respecto al corte de diciembre de 2018.

En cuanto a las consultas externas, en diciembre de 2023 había 873.266 andaluces esperando para una cita con el especialista, en comparación con los 848.787 en junio de 2024. Se trata de una disminución de casi 24.500 personas, que significa un 3% menos. También se reducen los pacientes con una demora mayor de 60 días: de los 486.562 en diciembre a los 438.589 hoy. Esto es, cerca de 48.000 personas menos, lo que supone una reducción del 10%. Los días de demora media también disminuyen, de 143 días en diciembre a 135 actualmente, un total de 8 días menos, y 41 días menos respecto a diciembre de 2018.

La Consejería de Salud y Consumo ha subrayado que esa mejora de las listas de espera se produce, además, en un contexto nacional de déficit endémico de facultativos, sobre todo en áreas tan comprometidas como Anestesiología, Radiodiagnóstico o Psiquiatría. En este sentido, ha vuelto a apelar al sentido común y ha instado al Ministerio de Sanidad a trabajar junto con las comunidades autónomas en un Pacto Nacional por la Sanidad donde se sienten las bases del futuro modelo sanitario hacia el que va encaminado la sociedad, en el que tendrá un peso fundamental la prevención, la promoción de la salud y la atención a la cronicidad.

Asimismo, ha pedido el aumento de las plazas MIR, 1.000 plazas anuales durante cuatro años, para compensar el desequilibrio que existe actualmente entre los nuevos médicos que entran al Sistema Sanitario Público y los que se jubilan.

Plan para el verano

Para paliar esta falta de médicos en verano, sobre todo en Atención Primaria, Salud y Consumo, a través del SAS, la Junta ha destacado en un comunicado que se han puesto en marcha diversas acciones. Entre ellas destaca el plan de fidelización de los residentes que acaban su periodo formativo en septiembre, a los que se le ha ofrecido puestos vacantes en los que hacer voluntariamente rotación externa los últimos dos meses de su periodo formativo en las plazas que ocuparán cuando lo finalicen, con el objetivo principal de afrontar sus competencias casi plenas como especialista en un entorno distinto, que suponga una evolución en su aprendizaje antes de finalizar su residencia. Además, si aceptan esta rotación externa, tienen la posibilidad de cobrar un complemento retributivo excepcional por formación y movilidad si ocupan puestos difíciles de cubrir, que también ha aprobado hoy el Consejo de Gobierno tras pasar por Mesa Sectorial la pasada semana.

Otra de las medidas puestas en marcha es un Plan de Accesibilidad para Atención Primaria, complementario a los anteriores y a las continuidades asistenciales. Este Plan está disponible para cualquier profesional que cumpla con los criterios establecidos y que realice también continuidad asistencial de tarde y pretende mejorar la cobertura de las necesidades asistenciales de los centros de Atención Primaria durante el verano de 2024. El plan de accesibilidad conlleva ofrecer módulos de accesibilidad tanto a médicos de Atención Primaria como de atención hospitalaria, ofreciéndosele primero a los médicos de familia del centro de salud, después del distrito al que pertenezca; luego a otros distritos y por último se les ofrecerá a médicos del ámbito hospitalario. Además, el SAS ha retrasado la toma de posesión del concurso de traslados de medicina de familia hasta septiembre para favorecer la planificación de los centros durante el plan de verano y evitar plazas descubiertas en los meses estivales.