12 de noviembre de 2007
12.11.2007
empresas

Fujitsu, el gigante que inauguró hace 30 años las nuevas tecnologías

12.11.2007 | 01:00
Instalaciones. El nuevo edificio de Fujitsu será inaugurado oficialmente hoy. arciniega

El coloso japonés, que inaugura hoy un nuevo edificio en el Guadalhorce, apoyó en 1977 a la mítica Secoinsa y su departamento de I+D fue el germen del Parque Tecnológico

José Vicente Rodríguez. Málaga.

Han pasado 30 años desde que una sociedad llamada Secoinsa, con un 30% de capital de una lejana empresa japonesa de nombre Fujitsu, comenzara a fabricar modems para Telefónica en el polígono El Viso de Málaga, en un proyecto conocido como Tesys. El trabajo de Secoinsa fue muy fructífero y atrajo a tantos ingenieros de telecomunicaciones de zonas como Barcelona que provocó algo bastante insólito: Fujitsu decidió instalar en Málaga (mucho más conocido por su turismo y los saraos de Torremolinos y Marbella en la Costa del Sol) lo que se pretendía que fuera su factoría principal para todo Europa.
Era una época en la que la capital todavía contaba con una industria emblemática, con pesos pesados como Intelhorce, Citesa o la fábrica del Amoniaco, aunque Fujitsu otorgaba un plus de internacionalidad y de nuevas tecnologías hasta entonces bastante inédito en la provincia. "Los orígenes en Málaga tienen que ver con la más pura tradición californiana de algunas de las empresas del Silicon Valley que comenzaron sus negocios en un garaje. Aquello no era un garaje sino una nave industrial situada en un horrendo polígono industrial típico de los que se realizaban en la década de los sesenta", rememora Felipe Romera, director del Parque Tecnológico y antiguo jefe del departamento de I+D de Fujitsu.
Dos años después, en 1979, llegaría el traslado a la actual parcela de 60.000 metros cuadrados del Polígono del Guadalhorce, las mismas que hoy, con la presencia de los directivos japoneses se amplían con un nuevo edificio en el que se han invertido unos 7 millones de euros y que añadirá 2.000 metros cuadrados de superficie productiva. La producción de los ahora arcaicos modems RETD ha sido sustituida por cajeros automáticos futuristas que reconocen hasta el flujo sanguíneo y componentes para automóvil, que ya aglutinan el 60% de la producción y serán pronto el 70% (no en vano Toyota Motors forma parte del accionariado).

Departamento puntero. "Ellos empezaron a colaborar con Secoinsa, y se dieron cuenta de que Málaga era una tierra que les ofrecía muchas posibilidades, por lo que decidieron en los años sucesivos continuar apostando por la ciudad", afirma Gustavo Hylander, director de Relaciones Institucionales y Ventas y todo un veterano de Fujitsu, ya que entró en el año 1981.
La fábrica fue, desde luego, un `boom´ laboral para Málaga, ya que a finales de los 70 y buena parte de los 80 llegó a concentrar hasta 800 trabajadores. La tecnologización de las tareas llevó con los años a reducir esa cifra, aunque Fujitsu todavía cuenta con una media de más de 450 trabajadores (según la punta de actividad), de los que 290 son fijos.
Pero la contribución de Fujitsu a Málaga va más allá de su propia actividad empresarial. Los `telecos´ llegados de Madrid y Barcelona para incorporarse a Secoinsa y posteriormente seguir en Fujitsu fueron creando uno de los grupos de Investigación y Desarrollo (I+D) más importantes del país y al final de los 80 eran cerca de 130 personas. Felipe Romera, que fue jefe de ese equipo, destaca la deuda de gratitud que mantiene con Fujitsu. "Siempre digo que de los japoneses como profesional, y también el modelo de gestión que después he aplicado en el Parque Tecnológico", señala.

Hacia el PTA. En Fujitsu hubo también malos momentos. A mediados de los 80, compañía japonesa tomó el control completo del capital de Secoinsa, y la empresa pasaba a sufrir la salvaje competencia de los mercados globalizados. El departamento de I+D fue desmantelado poco después pero, como hay mal que por bien no venga, fue ese personal saliente, con Romera a la cabeza, pasó a diseñar otro proyecto. La Junta de Andalucía venía acariciando la posibilidad de crear un parque tecnológico en Andalucía, Un estudio encargado a la consultora japonesa Technova determinó que la Costa del Sol era el lugar idóneo para su ubicación. En 1992 se inauguraba el PTA, con el ex equipo de Fujitsu como grandes protagonistas, tanto en la dirección como en la puesta en marcha de empresas tan emblemáticas como Cetecom (hoy bajo el nombre de AT4 Wireless).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine