08 de julio de 2011
08.07.2011
Fichajes

Buonanotte quiere "volver a ser persona"

Su sueño siempre fue jugar en España y lo cumplirá, por fin, en el Málaga CF

03.07.2011 | 02:13
Diego Buonanotte.

Diego Buonanotte es uno de los jugadores con mayor proyección de la Liga argentina. De hecho, ha sido internacional en casi todas las categorías inferiores del combinado albiceleste: sub´16 en el campeonato sudamericano de 2004 en Paraguay; sub´17 en el campeonato sudamericano de 2005 en Ecuador; sub´21 en el Torneo Esperanzas de Toulon 2009, en Francia, donde fue elegido mejor jugador; y sub´23 en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, donde logró la medalla de oro. Con el combinado argentino ha marcado dos goles, ambos de libre directo.
Abril es, sin duda, su mes. En el cuarto mes del año nació (el 19 de abril de 1988) y debutó en la Primera División argentina cuando sólo contaba con 17 años (el 9 de abril de 2006), sustituyendo al ahora madridista Gonzalo Higuaín en la victoria frente a Instituto (3-1).

Es un centrocampista con unas condiciones técnicas extraordinarias, muy hábil en el regate y capaz de dar pases inverosímiles dentro del área. Este menudo jugador (1,61), que siempre ha militado en el River Plate, se desenvuelve muy bien por la banda izquierda al ser zurdo, pero también se caracteriza por ser polivalente en la zona de ataque, ya que puede actuar a su vez como mediapunta o enganche con el ataque.
Heredó la depurada técnica de su padre, Mario, un futbolista muy destacado en la década de los años setenta en Argentina.
A balón parado puede resultar determinante, ya que suele ser muy preciso en el lanzamiento de faltas directas.

La tragedia

Nunca olvidará la fecha del 26 de diciembre de 2009. Sufrió un accidente de coche al chocar contra un árbol en las proximidades de su pueblo natal, Teodelina, en el que sufrió la fractura de húmero, de clavícula y una contusión pulmonar grave. Los tres jóvenes que lo acompañaban, sus mejores amigos de la infancia, fallecieron. Tras meses de recuperación y mucha ayuda psicológica, reapareció el 17 de abril de 2010. Dos jornadas más tarde, se estrenó como goleador y dedicó el tanto a sus amigos fallecidos.

Sin embargo, desde entonces no fue el mismo. En algunos campos de fútbol los hinchas le gritaron «asesino», no rindió al nivel que se esperaba de él y ahora en el Málaga CF espera volver a sentirse futbolista e incluso persona. Buonanotte anhela cumplir el sueño de jugar en la Liga española y, sobre todo, de triunfar en una ciudad que le acoge con los brazos abiertos tras el calvario que ha vivido. Ahora, con un hijo recién nacido y con sólo 23 años, quiere recuperar el tiempo perdido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes