10 de enero de 2014
10.01.2014
Mercado de fichajes

Un fondo de inversión acerca a Thievy al Málaga

Desde Barcelona afirman que la empresa Doyen Group podría pagar los 2 millones de salida del francés del Espanyol y traerlo al club costasoleño

10.01.2014 | 05:00
Thievy jugó el miércoles en Copa con el Espanyol.

­Una vez cerrado el fichaje de Pablo Pérez, el Málaga comienza a mirar otras opciones del mercado. El club blanquiazul tiene pensado reforzar su delantera y también su portería, sólo en el caso de que Carlos Kameni acabe abandonando la disciplina malaguista. Y uno de los nombres que ha sonado con fuerza en los últimos días para recalar en Martiricos es el de Thievy Bifouma, delantero del RCD Espanyol que no está entrando en los planes de Javier Aguirre y que vería con buenos ojos recalar en la Costa del Sol.

Los contactos ya se han producido y el conjunto blanquiazul está muy interesado en hacerse con los servicios del atacante perico. Sin embargo, como suele suceder en los últimos meses, el montante de la operación es el hándicap que acompaña al club malaguista cuando pregunta por un jugador. En este caso, el RCD Espanyol tampoco quiere reforzar a un teórico rival directo, por lo que la operación es más compleja si cabe. Y el Rennes francés también ha puesto sus miras en Thievy.

El joven delantero franco-congoleño se ha enamorado de Málaga. Más bien se ha enamorado de una malagueña, que es su pareja actual y que está tirando del perico para intentar forzar su desembarco en el club blanquiazul. Sin embargo, la operación parece compleja en cuanto a números.

Ahí entra en escena un fondo de inversión que podría desequilibrar la balanza a favor malaguista. Según apuntaba ayer la web catalana «diariogol.com», el fondo Doyen Group podría comprar la libertad del jugador al Espanyol, que se elevaría a dos millones de euros, para posteriormente venderlo al Málaga en una operación con cláusulas para un futuro traspaso y con plazos de pago.

Según la citada web, Thievy ha llegado a un acuerdo verbal con el fondo inversor Doyen Group, vinculado hasta hace poco con la empresa de representación Flash Forward, propiedad de Dani Alves. Y la intención es la de intentar que el franco-congoleño explote en la Liga española poniéndolo a las órdenes de Bernd Schuster.

El club sigue de cerca los pasos de Thievy y aunque económicamente casi no podría acometer ninguna operación de relevancia –no al menos hasta que Kameni abandone el club por su elevada ficha–, sí está abierto a todo tipo de opciones.

Tampoco se descarta que el Málaga haya hecho con Pablo Pérez el único movimiento invernal. Y es que el club ha cubierto su carencia más notable desde los últimos años, la de tener un creador de fútbol. La delantera, a la espera de la reacción de El Hamdaoui, podría quedarse como está si las condiciones del mercado no son favorables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes