01 de febrero de 2014
01.02.2014
Liga BBVA | La previa

La Liga no espera a nadie

El Málaga, que suma 444 minutos sin marcar, necesita la victoria para alejarse del descenso, de la que le separan sólo 2 puntos - Schuster convoca a El Hamdaoui tres meses después y al recién llegado Amrabat – El Sevilla llega con la novedad del ruso Cheryshev

01.02.2014 | 00:09

El ruido que ha provocado en las últimas horas los rumores, los fichajes, las entradas, las salidas y todo lo que ha envuelto al Málaga CF queda hoy en silencio con el cierre del mercado. El sosiego tras días frenéticos en los despachos de Martiricos queda hoy interrumpido por la vuelta del fútbol, por la pasión de un derbi.

El bullicio de un partido grande, el aroma de las grandes citas vuelve a recorrer Martiricos y sus alrededores. Con lo que hay es con lo que el Málaga y Bernd Schuster tienen que afrontar el segundo tramo de la temporada y comenzar a levantar el vuelo desde hoy mismo ante el Sevilla, el eterno rival deportivo del conjunto blanquiazul.

Hoy la cita contra los hispalenses esconde muchos vértices. El primero, como no puede ser de otra manera, queda dibujado con la pasión de un derbi. En este tipo de eventos todo se magnifica. Es un día grande en La Rosaleda, que espera registrar una gran entrada para llenar de colorido sus gradas. El derbi no sólo se juega sobre el césped, ya que cerca de un millar de aficionados del Sevilla estarán en la zona visitante del campo malaguista.

El otro vértice no menos importante es la necesidad de puntos que golpea al Málaga con dureza. La Liga no espera a nadie y ni mucho menos a un conjunto blanquiazul que ha vivido una pequeña revolución en este mercado invernal. La necesidad de conseguir un triunfo tras dejar atrás un mes de enero para el olvido con sólo un punto cosechado de 12 posibles y sin marcar obligan a salir con todo y desde el primer minuto en busca del gol y de la victoria.

Con sólo dos puntos sobre el descenso, el Málaga apenas tiene margen de error a corto plazo. De no conseguir los tres puntos, la reacción puede ser devastadora. Además, uno de los males que engloba toda la delicada situación en la que está envuelto el Málaga es la falta de gol, ya que suma 444 minutos sin ver puerta y está a sólo 100 minutos de superar el récord del club que marcó Gregorio Manzano en la campaña 04/05.

Para acabar con esa sequía Bernd Schuster ha rescatado para la causa a El Hamdaoui, que llevaba tres meses sin entrar en una lista, y a uno de los recién llegados, Nordin Amrabat. Los dos jugadores holandeses pero internacionales con Marruecos han sido la principal novedad del entrenador alemán en el partido con el Sevilla, aunque se espera que no salgan desde el inicio.

Además, Schuster ha citado a Gámez, que se ha recuperado a tiempo pese a no ejercitarse en toda la semana. Se han quedado fuera Darder, Pawlowski, Casado y Rescaldani, que ayer completaba su primer entrenamiento como malaguista, además de Iakovenko.

El rival, con ganas. Por su parte, el Sevilla de Unai Emery llega en un momento dulce del campeonato, pese a que perdió el último duelo de Liga ante el Levante. El entrenador vasco del equipo hispalense ya ha encontrado el camino del buen juego, aunque las bajas siguen lastrando a su equipo. Las ausencias en este encuentro llegarán en el mediocentro, donde no podrá contar con Carriço sancionado ni con M´Bia lesionado. Además ha dejado fuera de la lista a Marko Marin y ha citado por vez primera en lo que va de curso al ruso Cheryshev. Finalmente sí ha entrado en la convocatoria el portero Beto además de los zagueros Cala y Alberto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes