12 de diciembre de 2014
12.12.2014
Entrenador rival

Berizzo: "El Málaga está haciendo un gran año"

El entrenador del Celta ha convocado a 19 jugadores para el partido de mañana y no reservará nada para la Copa

12.12.2014 | 00:37
Berizzo, en un partido del Celta este curso.

Eduardo «Toto» Berizzo, entrenador del Celta de Vigo, aseguró ayer que su equipo visitará La Rosaleda mañana sábado sin reservar «nada» para el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que disputará el próximo martes contra la UD Las Palmas.

«Todos los partidos son importantes, no especularemos porque días después tengamos otro enfrentamiento. Nuestro principal interés está en el Málaga, un rival que está haciendo una temporada muy buena», indicó el argentino en su comparecencia ante los medios de comunicación.

El entrenador celeste adelantó que realizará algún cambio en su equipo titular, pero al mismo tiempo aclaró que no serán rotaciones sino variantes para encontrar «respuestas» a la falta de «contundencia» en ataque.

«Las tres derrotas nos obligan a recapacitar porque cosas que nos estaban saliendo ahora no nos salen, pero la actuación del equipo a pesar de todo no ha sido mala. Tal vez hemos perdido esa profundidad y esa contundencia en ataque que te da puntos, y eso es lo que necesitamos mejorar», explicó.

Aseguró, asimismo, que en La Rosaleda no retocará el dibujo táctico porque «nuestra manera de jugar no está en discusión», y confirmó que Charles Dias es la «alternativa» al argentino Larrivey como delantero, aunque no quiso desvelar si el brasileño será titular.

«La palabra rotación a veces tiene una connotación de repartir minutos o tener a todos contentos. Yo me inclino más por la justicia y el merecimiento. No creo que las rotaciones a estas alturas del año tengan un significado porque llevamos cuatro meses», reiteró.

Berizzo manifestó que espera «mucho más» del internacional chileno «Tucu» Hernández, futbolista que él se trajo de O'Higgins este verano, y también admitió que sus atacantes pueden tener «ansiedad» por llevar 396 minutos sin ver puerta.

«Los jugadores de ataque cuando no marcan sufren ansiedad, eso le pasa a todos los que viven del gol. Pero en estos momentos hay que tener tranquilidad», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes