06 de junio de 2015
06.06.2015
Negociación

La compra-venta del Málaga CF sigue su hoja de ruta prevista

La propiedad del club y los inversores asiáticos continúan la negociación para que la entidad blanquiazul pueda cambiar de manos este verano

06.06.2015 | 01:00
Al-Thani, seguido desde cerca por Husillos y Casado en una foto de archivo.

El próximo miércoles está prevista la visita a Martiricos de los intermediarios chinos en una cita clave

El Málaga CF vive días de cambios, de reuniones y también camina hacia un futuro incierto. Silencios que hablan y realidades paralelas son algunos de los avatares que se contemplan en las últimas horas en Martiricos. Una situación provocada por la compra-venta del club que se sigue gestando a miles de kilómetros tras la predisposición del jeque Al-Thani a escuchar la oferta del consorcio chino y comenzar la negociación, tal y como apuntó ayer La Opinión.

Ayer no fue un día de grandes novedades, o al menos no trascendieron públicamente. La hoja de ruta prevista, con la negociación abierta entre las partes, camina hacia no se sabe todavía si un final feliz o no. La Rosaleda echó ayer el cierre a una semana frenética de idas y de venidas con el arranque del casi fichaje de Fabio Espinho, pero también con el cambio en la vicepresidencia con la salida de Moayad Shatat y la entrada de Nasser Al-Thani, además de contar con la nueva oferta asiática sobre la mesa.
Una oferta que podría encontrar respuesta más pronto que tarde, ya que el próximo miércoles hay prevista una reunión en las oficinas de Martiricos entre los representantes de la empresa Double-Edged Sports y la propiedad y donde no se descarta que acudan también integrantes del consorcio que está detrás de la operación. No hay noticias inminentes de la llegada del jeque Al-Thani, por lo que su hijo, Nasser Al-Thani y actual vicepresidente, sería el encargado de llevar el peso de la reunión.

Lo cierto es que en los despachos de Martiricos se sabe bien poco de lo que realmente está pasando en Catar. O al menos eso es lo que se transmite desde las entrañas de La Rosaleda. El único interlocutor que hay con la propiedad es el nuevo vicepresidente y él no ha confirmado a los dirigentes malaguistas lo que realmente está haciendo su padre en la distancia. La información les llega a cuentagotas y casi más por los medios de comunicación que por lo que realmente se les comunica -la salida de Shatat tampoco ayuda–.

Hasta tal punto es la desinformación que hay en las oficinas del club, que se desconoce el término final del cónclave de la próxima semana con los visitantes asiáticos. Lo que sí es evidente es que la oferta china espera una respuesta más pronto que tarde ya que el Málaga CF no es su única opción, y este miércoles puede ser una jornada decisiva. Tal y como se apuntó ayer en estas páginas, el Espanyol es la opción «B» del consorcio chino e incluso ya han mantenido contactos avanzados para abordar su compra, aunque gusta mucho más el Málaga. La tercera vía sería el Granada CF, aunque algo más remota.

La negociación está abierta. Eso es incuestionable. Fuentes cercanas a ella mantienen la predisposición a que llegue a buen puerto, aunque no están por el momento en disposición de asegurar que cristalice de manera definitiva.

Oferta suculenta

La última oferta sobre la mesa ronda los 30 millones de euros, que irían a parar directamente a las arcas del jeque. Sin embargo, el litigio abierto con BlueBay sobre el 49 por ciento de las acciones del propietario son un escollo importante para el catarí, que podría tener que repartir la mitad de sus beneficios con la empresa de Jamal Iglesias, siempre y cuando el juez le dé la razón en los juzgados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine