10 de junio de 2015
10.06.2015
Inversores

Los chinos ofrecían un sponsor de 4,5 millones de euros anuales

Los asiáticos, cuya oferta fue rechazada por Al-Thani, pretendían patrocinar la camiseta del Málaga con una bebida energética durante cinco años

10.06.2015 | 00:27
Los interesados en patrocinar el Málaga junto a José María Arrabal en Arraijanal.

Ayer visitaron Arraijanal junto a José María Arrabal.

El consorcio chino, cuya oferta de compra del Málaga CF fue rechazada por la familia Al-Thani, ofrecía un sponsor que iba a dejar en las arcas de la entidad 4,5 millones de euros al año durante cinco temporadas, casi 20 millones en un lustro a cambio de exhibir una bebida energética asiática en la camiseta blanquiazul.

Precisamente, los responsables de esta bebida energética visitaron ayer Málaga ante la inminente decisión que tenía que tomar el jeque, visitaron las instalaciones de La Rosaleda y además, José María Arrabal, director de Área de Negocio y Desarrollo del club, les acompañó a la zona de Arraijanal, donde está previsto que comiencen las obras de la ciudad deportiva malaguista en un corto espacio de tiempo.

Lo cierto es que la oferta china parecía, cuanto menos, más que interesante para los intereses futuros del Málaga, sobre todo ante la falta de inversión del jeque Al-Thani en las últimas temporadas. Además, un patrocinio de este calibre para un equipo como el Málaga no es habitual en las fechas que corren.

Los asiáticos, por tanto, no sólo pretendían desembarcar en Málaga con una oferta de 80 millones de euros (30 para el jeque, 30 para asumir la deuda y 20 para La Academia y fichajes). En su maleta también traían una propuesta de patrocinio de 4,5 millones anuales más que interesante para el club.

Pero con la oferta rechazada, los chinos no están dispuestos a patrocinar el club, ya que el ofrecimiento de patrocinio era vinculante a la venta del club al consorcio chino. Así las cosas, los asiáticos se olvidan ya del Málaga CF, su primera opción para invertir en el fútbol español y se marchan rumbo a Barcelona, donde ofrecerá sus yuanes para hacerse con la propiedad del RCD Espanyol, su plan B si fallaba la compra del conjunto blanquiazul, en la que estaban muy interesados.

Hasta tal punto que los inversores asiáticos habían visitado la capital malagueña en varias ocasiones durante los últimos meses, y habían realizado una auditoria de las cuentas del club de Martiricos, y conociendo todos los pormenores y el día a día de la entidad, tras contactar con el Consejo Superior de Deportes y la Liga de Fútbol Profesional.

Por ello, el último movimiento que realizaron mostrando su gran interés en comprar el Málaga llegó ayer, con la visita del que iba a ser el patrocinador principal del conjunto blanquiazul si el jeque Al-Thani hubiera aceptado la oferta. No fue así y el propio Daniel Pastor, auditor del club, a la salida de la reunión con Nasser Al-Thani, confirmó que la actual propiedad del club están buscando patrocinios que generen dividendos en el Málaga. Además, la entidad de Martiricos ha finalizado esta temporada su vinculación con Unesco, por la que pagaba cerca de un millón de euros a dicha institución. Ahora, con la camiseta del Málaga liberalizada, debe buscar un sponsor potente. El que ofrecían los asiáticos ya se ha esfumado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes