04 de noviembre de 2016
04.11.2016
Canterano

Ontiveros, ha nacido una estrella

El canterano marbellí entró por Juanpi y desequilibró el partido, con una asistencia de gol y sus endiablados regates y desmarques desde la banda derecha

04.11.2016 | 22:53
Ontiveros abraza a Sandro en el 2-2

Había entrado en las últimas listas de Juande Ramos. Más por la plaga de lesiones en el primer equipo que por el convencimiento del míster. Pero las obligaciones apretaban y Juande decidió meter dinamita en el partido. Cambiar el toque y el exceso de "florituras" de Juanpi Añor por el eléctrico Javi Ontiveros. Y el marbellí destapó el tarro de las esencias.

Suyo fue el pase del gol de Sandro, con una extraordinaria conducción por la banda derecha para acabar pasando al área pequeña, donde Sandro cabeceó el empate (2-2). Luego tuvo otro par de intervenciones extraordinarias, repletas de talento. Ontiveros es un futbolista distinto. Él ve huecos donde no existen, encara, regatea, hace del fútbol un arte.

El tercer gol también nació desde su banda. Fue él quien centró el balón, desde el carril del 8, para una cabeza blanquiazul. Pero no llegó nadie. De vuelta la jugada al área, el uruguayo Santos se estrenó con el Málaga para darle la vuelta al partido.

La de Ontiveros ha sido una historia de superación. El marbellí destacó desde pequeño, en el Vázquez Cultural. No le echó el ojo el Málaga CF, sino que fue el Betis el que le reclutó. Pero hace unos años, "Onti" regresó a casa. Desde entonces, el club ha realizado un gran trabajo con el chico, tildado siempre de díscolo, de vivir muy a su aire. Los rectores de La Academia han logrado ponerle sobre los raíles adecuados, y el chico cambió.

Internacional en las categorías inferiores de la selección española, ya Javi Gracia contó con él durante la pasada temporada. El marbellí ha dejado atrás al Atlético Malagueño y, tras realizar la pretemporada con Juande, ha comenzado a contar para el manchego debido a la plaga de lesiones del primer equipo.

Ante el Sporting de Gijón, "Onti" ha sentado cátedra. El "niño" –es de la generación del 97– ha sacado todo el repertorio de diagonales, desbordes y centros. Ha sido el mejor del Málaga CF, el artífice de la resurrección malagueña, el hombre que ha revolucionado a un triste Málaga. El 3-2 sabe a gloria. Ontiveros ha sido el causante. Ha nacido una estrella en La Rosaleda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes