19 de noviembre de 2016
19.11.2016
¿Cómo parar al argentino?

Messi: Un monstruo viene a verme

El mejor futbolista del mundo tiene al Málaga como a una de sus víctimas favoritas: le ha marcado 13 goles en 17 partidos, con dos hat-trick incluidos

19.11.2016 | 05:00
Messi, en Sevilla, donde cuajó uno de los mejores partidos de esta temporada.

Es, cuanto menos, para echarse a temblar. El Málaga CF se mide hoy al FC Barcelona de Lionel Messi, el mejor futbolista del mundo y, según muchas voces, el número uno de la historia del fútbol. Se debatirá cuando se retire, aunque en el podio de los mejores, junto a Di Stéfano, Pelé o Maradona, seguro que tiene un sitio. Messi es, en sí mismo, un excelente motivo para sentarte a ver un partido. Aunque hoy lo que importa es el Málaga. Con la estrella argentina en el campo, el equipo blanquiazul ha sido capaz de ganarle. No hay que irse muy lejos. Hace dos años, en el mismo escenario de esta tarde, en el Camp Nou, el gol de Juanmi dejó de rodillas a la gran estrella del fútbol mundial, que disputó los 90 minutos del partido. Hoy no está el coíno, pero los Sandro, Juanpi, Jony y compañía esperan su turno.

Medirse a Messi en el campo es un plus para cualquier futbolista. Pero también una tortura. El Málaga es uno de los rivales favoritos del sudamericano. Messi se ha enfrentado al Málaga en 17 partidos y ha transformado 13 goles. Una pasada. Incluye dos hat-trick y goles de todos los colores y ante hasta seis porteros blanquiazules.

De hecho, su primer gol al Málaga se lo metió a Francesc Arnau. Fue un 1 de noviembre de 2008, en la novena jornada liguera, aquí en La Rosaleda. Arnau era aún el guardameta blanquiazul, adiestrado por Antonio Tapia. El Málaga cayó 1-4 y Messi «debutó» de esta forma ante el conjunto de Martiricos. A partir de entonces, ha anotado 12 goles más en otros tantos 16 encuentros, de ellos dos tantos han sido en Copa del Rey.

Messi después le marcó, en el partido de vuelta de esa campaña 2008/09, a Iñaki Goitia, que le ganó la tostada a un Arnau ya en el declive de su gran carrera. Al año siguiente le marcó a Munúa y su mejor año contra el Málaga fue el 2011/12.

Messi se convirtió en una verdadera pesadilla, en realidad. Y eso que comenzaba la etapa de máximo esplendor del Málaga, ya con Demichelis, Isco, Cazorla, Seba, Rondón o Van Nistelrooy. El argentino marcó dos hat-trick al Málaga, un total de seis goles en los dos encuentros de Liga. En La Rosaleda le hizo tres a Willy Caballero (1-4) y en el Camp Nou le marcó otros tres a Kameni (4-1).

Messi es un tormento y, para colmo, llega hoy en la cresta de la ola, tras ser el mejor en el encuentro del pasado martes ante Colombia, donde la albiceleste se destapó, y con el barcelonista en plan estelar.

Leo también le ha marcado al Málaga en Copa del Rey, en aquella eliminatoria inolvidable, en 2012/13, en la que el Málaga empató en Barcelona (2-2) y luego forzó la prórroga en Martiricos (2-4). Marcó un gol en cada partido. Y tras, un par de temporadas con el punto de mira desviado, el pasado año regresó con su maldición para anotar el tanto del triunfo «culé» en La Rosaleda (1-2). Es Leo Messi, el futbolista total e imparable. El líder del Barça, el mejor del mundo. Hoy, toca volver a sufrirlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes