17 de abril de 2018
17.04.2018
Liga Santander

El descenso espera en Valencia

El Málaga CF, obligado a no perder contra el Levante el jueves para alargar su agonía y regatear el descenso matemático a Segunda División

17.04.2018 | 05:00
El Málaga CF, dejado a su suerte para conocer una sentencia, espera alargar algunos días más su estancia en Primera.

Ricca será operado otra vez y dice adiós al curso

  • Malas noticias para Fede Ricca, que será intervenido nuevamente hoy martes de su hombro izquierdo. El jugador continúa presentando cierta inestabilidad en la articulación que le impide rendir al máximo, por lo que será operado en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz por los doctores Emilio Calvo y Vicente de la Varga (traumatólogo del equipo malaguista). El objetivo es que pueda estar listo para el comienzo de la pretemporada, por lo que se pierde lo que resta de temporada en el conjunto blanquiazul.

El vestuario está preparado para el descenso y si llega quiere hacerlo con «dignidad y orgullo».

Ya está aquí. El temido descenso a Segunda División asoma por el horizonte y es cuestión de días que se certifique. Algunos pensarán que tras una situación agónica, lo mejor es cortar por lo sano. Otro sólo lamentarán que después de diez años en la elite, el Málaga CF cae al pozo de Segunda. En cualquiera de los casos, la tristeza será máxima, pero el escenario podría cambiar de producirse en La Rosaleda a llevarse a cabo lejos, a cientos de kilómetros.

Contra eso luchará estos días el Málaga CF, que disputa jornada entre semana y que puede firmar su acta de defunción este jueves. El conjunto blanquiazul, a 14 puntos del Levante -rival que delimita la zona de permanencia-, visita el Ciudad de Valencia el jueves a las 21.30 horas, cuando restan 18 puntos por jugarse. Es decir, que si el Málaga cae con el Levante, Segunda ya será una realidad, si es que ya no lo era para muchos.

Un empate dejaría la distancia como está, a 14 puntos, cuando restarían 15 por jugarse. El triunfo malaguista, que parece no entrar en las cábalas, alargaría también la agonía ya que es imposible pensar en una salvación con tanta distancia y la nula reacción malaguista. Eso sí, el Levante aún lucha con el Deportivo por la salvación, por lo que no habrá concesiones.

En caso de que el Málaga consiga salir airoso de su visita al barrio de Orriols, el domingo tendrá otra bola de partido por el descenso, ante la Real Sociedad y en La Rosaleda.

«Caer con orgullo»

El dedo acusador también apunta a los jugadores, que no han podido o no han sabido dar con la tecla sobre el césped. Manuel Iturra, uno de los últimos en llegar, dio la cara en zona mixta tras terminar el partido con el Real Madrid y expresó su opinión y la del vestuario malaguista. «Tenemos que tratar de intentarlo hasta el final, es lo mínimo que podemos ofrecer a la afición, no podemos ofrecer un discurso derrotista. No podemos rendirnos cuando aún queda una opción matemática. No podemos venir y cruzarnos de brazos porque hablaría muy mal de nosotros. Hay mucha gente que se priva de cosas por hacerse socio del club. Están con todo el derecho a manifestarse. Por ellos tenemos que lucharlo hasta el final, hasta el último suspiro y mientras haya posibilidades lo vamos a intentar seguro», dijo en primera instancia el chileno, que dio la cara tras caer contra el conjunto blanco.

«Me imagino que sí, que el jueves podemos descender. Pero venimos de una racha muy negativa, nos cuesta sumar de a tres. No tuvimos fortuna y nos cuesta encontrar el gol. Nos cuesta por tanto lograr los tres puntos. Es difícil en este último tramo de partidos pensar que podemos ganar todos los partidos, pero lo vamos a intentar. Y si caemos el jueves será matemático, y si lo hacemos caeremos con dignidad, orgullo y profesionalismo. Esto no es solo un trabajo, hay sentimiento de por medio», dijo Iturra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine