04 de mayo de 2018
04.05.2018
Propiedad

Los accionistas minoritarios le ponen el cronómetro a Al-Thani

El club recibe el requerimiento notarial de los pequeños accionistas del Málaga CF, donde se le pide al presidente información sobre las cuentas del Málaga CF - Si en diez días hábiles no hay respuesta, amenazan con emprender acciones legales

04.05.2018 | 05:00
Los accionistas minoritarios del Málaga CF, pendientes de contestación del presidente Al-Thani.

La cuenta atrás ya ha comenzado para Abdullah Al-Thani y para intentar regatear otro problema judicial que asoma por el horizonte. El presidente, envuelto ya en varios litigios, tiene desde hoy diez días hábiles para contestar a los requerimientos de la Asociación de Accionistas Minoritarios del Málaga CF. Una carta que ya le han trasladado al club a través de un notario y de la que desde ya esperan respuesta esta asociación, que engloba poco menos del 3% de las acciones del Málaga CF.

Todo hace indicar que ésta es la antesala de un nuevo litigio para el propietario, y que si los cauces continúan como esperan los pequeños accionistas, pueda entrar una gestora para cambiar de manos el timón de la entidad. Los accionistas minoritarios del Málaga CF, tras la reunión mantenida el pasado viernes en la sede de la Diputación de Málaga, acordaron trasladar al dirigente una serie de peticiones que buscan una mayor claridad económica de la entidad.

Y ayer jueves por la mañana se personó en las oficinas de Martiricos un notario para tomar acta y dar fe de que el escrito ha sido recogido y para poner también en marcha el cronómetro para la esperada respuesta de Al-Thani. De hecho, el presidente ya tiene en su mano el escrito, ya que nada más llegar a las oficinas traducido y enviado al dirigente en su residencia de Dubai, donde reside actualmente.

La mayoría de esas cuestiones afectan a las cuentas del club, pero hacen especial hincapié en el consejo de administración, donde Al-Thani es presidente y sus hijos, consejeros. Las deudas que mantiene cada uno de los miembros con el propio club, los préstamos, la línea de crédito abierta, el cash flow de la tesorería, los anticipos o la retribución anual a cada uno de los integrantes de la familia Al-Thani, algunas de las peticiones sugeridas en dicha carta, que cuenta con una veintena de peticiones directas y también con algunas sugerencias ya repetidas en la anterior carta, donde no hubo contestación.

Por lo tanto, el contador se puso en marcha ayer y Al-Thani tiene desde ahora diez días hábiles para responder a dicho requerimiento. Pero las previsiones no son optimistas, por lo que es previsible que los accionistas minoritarios emprendan acciones legales en los próximos días, tal y como advirtieron el pasado viernes y también le han trasladado al dirigente en la carta.

Los cauces a seguir, por lo tanto, no están definidos aunque la intención es llegar hasta el final. El pasado viernes, en la reunión ya citada, se habló de iniciar acciones judiciales, sea cual sea el orden jurisdiccional correspondiente (civil, mercantil o penal). Aunque se dejó claro que la intención era de abordar la vía más rápida, para intentar que unas posibles medidas cautelares se pudieran llevar a cabo en las próximas fechas.

Sin reunión club-accionistas

Ayer jueves también estaba fijada una reunión entre representantes de los accionistas minoritarios y miembros del club, previsiblemente con Joaquín Jofre, que hace las funciones de director general aunque es sólo asesor jurídico del club. Dicha reunión no llegó a producirse, aunque se produjeron contactos informales coincidiendo con el homenaje a Ben Barek.

Apoyo institucional

De cualquier forma, los accionistas minoritarios no parecen estar solos en esta batalla. Una de las voces que se ha sumado al movimiento es la del alcalde, que días atrás también se mostró partidario del paso que han dado. «He tratado de dar siempre mensajes constructivos, en la línea del propietario actual o buscando otros para que el Málaga pudiera dar un giro. Me parece oportuno que los accionistas minoritarios se hayan puesto en marcha, porque la ciudad no puede ser indolente», explicaba Francisco De la Torre.

Otra figura que gira en torno a este movimiento es la de Daniel Pastor, administrador concursal del Málaga CF que ya está finalizando su seguimiento del club y que se ha ofrecido públicamente a gestionar la entidad e incluso a mantener una reunión con la familia Al-Thani.

Todo este proceso avanza de manera paralela al litigio abierto que hay entre el presidente malaguista y la hotelera BlueBay para dirimir el 49 por ciento de las acciones del catarí y el control del club blanquiazul. Ese juicio ya tiene fecha, que será el próximo 4 de diciembre. Y el fallo, con unas posibles medidas cautelares que harían cambiar el gobierno de la entidad de manos, puede llegar en la primera mitad de 2019, justo cuando el Málaga CF se puede estar jugando su ascenso a Primera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes