14 de julio de 2018
14.07.2018
Cantera

La hoja de ruta de Rafa Gil en La Academia

El nuevo jefe de la cantera blanquiazul ya ejerce pese a que su nombramiento oficial sigue demorado - Ha elegido a Francis Bravo para el Juvenil A y a Víctor Borrego para el San Félix, pero debe poner en marcha toda la planificación de la base

14.07.2018 | 05:00
El malagueño Rafa Gil, en La Rosaleda saludando a trabajadores del Málaga CF.

Pretemporada, amistosos, fichajes, renovaciones de contratos o definir la metodología de juego, algunos de los frentes abiertos

La Academia vuelve a dar pasos firmes hacia el frente. Casi mes y medio después de que Antonio Tapia abandonara la disciplina blanquiazul, la llegada de Rafa Gil la ha reactivado en sólo unos días al frente la cantera malaguista. Un nombramiento oficial, sin embargo, que se está demorando de manera inexplicable por parte de la propiedad, pero que no está impidiendo que ya se den los primeros pasos en la sombra.

Y es que Rafa Gil compite ahora contra el reloj. El que será nuevo director de La Academia ya ha comenzado a mover ficha porque tiene por delante una importante hoja de ruta. De hecho, el toloxeño estaba ansioso por tomar las riendas de la cantera blanquiazul días atrás, consciente de todo el trabajo que tiene por delante y por el aparente retraso que lleva la entidad.

Y es que desde que Tapia anunciase su marcha, y esta tomara forma el pasado 31 de mayo, ha pasado casi mes y medio sin «patrón» al frente de La Academia. Duda, la mano derecha de ya exdirector de la cantera, ha continuado trabajando silenciosamente, avanzando e intentando que la transición fuera lo menos dramática posible. Sin embargo, el portugués, en muchos sentidos, estaba atado de pies y manos, sin poder ejecutar.

Ahora, con Rafa Gil al frente, los acontecimientos se suceden. El malagueño se deja ver estos días por las oficinas de La Rosaleda intentando acelerar en La Academia. Y las primeras decisiones no han tardado en llegar.

La más sonada ha sido la llegada de Francis Bravo al Málaga CF, concretamente al Juvenil A que milita en División de Honor. Ése es posiblemente uno de los caramelos de la cantera, que cae ahora en manos de una leyenda del malaguismo y un técnico que viene demostrando en los últimos años su buen hacer, sobre todo en el CD Rincón de Tercera División.

Bravo sustituye en el puesto a David Cabello, que hace semanas fue vinculado con el Alavés para tener un puesto de importancia en su cantera. El paleño, ilusionado, ya se ha dejado ver por las oficinas de La Rosaleda para comenzar a planificar el próximo curso.

Bravo tendrá al frente una importante hornada de jugadores juveniles, ya que se aunarán algunos de los que quedaron campeones del Grupo IV el curso pasado y también un nutrido grupo que asciende del San Félix, que la temporada pasada acabó tercero y cayó en la semifinal de la Copa del Rey contra el Real Madrid.

Otro de los nombramientos es el de Víctor Borrego para dirigir el San Félix, según apuntó ayer El Desmarque Málaga. El conjunto vinculado al Málaga que también milita en el Grupo IV de División de Honor volverá a tener sólo la obligación de seguir formando, aunque el curso pasado fue la nota sorpresiva y positiva del curso. Marcelo Romero seguirá en el Juvenil del Liga Nacional.

Más trabajo


Pero La Academia requiere más trabajo de campo que sólo nombramientos. Y para ello debe remangarse Rafa Gil y comenzar a trabajar en un periodo en el que el resto de equipos -tanto de Málaga como el resto de canteras-, prácticamente ya han comenzado a andar o tienen su verano bien definido. Hay muchas plantillas de la base que están manga por hombro y de hecho ya se han producido en la cantera algunas fugas inesperadas, tanto de técnicos como de jugadores.

El toloxeño tiene que abordar diferentes frentes en materia de fichajes o renovaciones. Cerrar pretemporadas de equipos, amistosos, desplazamientos, plantillas... E incluso, más a largo plazo, una metodología de juego para intentar imponerla a toda la cantera.

Rafa Gil también deberá moverse entre bambalinas y reunirse con Muñiz y con Dely Valdés, además de Caminero. El Atlético Malagueño es el máximo exponente de la cantera blanquiazul, por lo que la sintonía entre el panameño y el malagueño también debe ser máxima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes